Miedo total

María José Suárez, aterrada ante la posibilidad de que salgan a la luz unos vídeos sexuales con Escassi

La modelo sería la protagonista de unos vídeos que tendría la amante trans del exjinete.

Álvaro Muñoz Escassi y María José Suárez en 'De Viernes'

Álvaro Muñoz Escassi y María José Suárez en 'De Viernes' / Redacción Yotele / TELECINCO

Carlos Merenciano

Carlos Merenciano

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

María José Suárez se encuentra muy preocupada, según desvela Lecturas. La modelo tiene miedo de que se saquen a la luz unos vídeos sexuales que el exjinete Álvaro Muñoz Escassi grabó, supuestamente sin su consentimiento, y en el que se la podría ver en actitudes muy íntimas con el que fuera su pareja hasta hace unas pocas semanas.

Estos vídeos no solo se encontrarían en manos de Álvaro, sino que también estarían en posesión de Valerie, la amante trans del último invitado de ‘¡De viernes!’. Esta, que según la publicación trabaja como prostituta, habría pedido el cobro de 1.750 euros, que serían sus honorarios por unas horas que pasó con Escassi, para firmar un contrato de confidencialidad y borrar todo el material.

A pesar de que Álvaro habría asegurado en el programa de entrevistas de Telecinco que él no habría pagado a la chica por destruir el material, la fuente de Lecturas apunta a que fue un amigo del jinete el que se trasladó a Cantabria, donde se encontraba Valerie, para pagarle la cantidad y asegurarse de que se borraran los archivos que tenía la joven en sus manos.

Ahora parece que ha llegado el turno de María José Suárez de contar su versión de esta historia tan truculenta, pues tal y como adelantó Bea Archidona ayer mismo, la modelo ya habría firmado un contrato con Telecinco para sentarse esta misma semana en ‘¡De viernes!’ y hablar de su versión de la historia. Valerie también tenía pensado hablar esta misma semana en la portada de Lecturas, cuya entrevista ya se habría realizado, pero finalmente la publicación ha salido sin dicha conversación, a falta de saberse los motivos de esta marcha atrás.