En 'AR'

Ana Obregón contesta a las supuestas presiones del Ministerio de Justicia para no inscribir a su nieta

Beatriz Cortázar volvió a hablar con la actriz para preguntarle por estas informaciones

Ana Obregón y Pilar Llop

Ana Obregón y Pilar Llop / Redacción Yotele

Redacción Yotele

Redacción Yotele

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Ana Obregón sigue haciendo frente a las críticas recibidas tras el nacimiento de su nieta por gestación subrogada. Después de conocerse las supuestas presiones que estaría realizando el Ministerio de Justicia para impedir la inscripción en el registro de Ana Sandra, Beatriz Cortázar volvió a hablar con la actriz para preguntarle sobre este asunto: "Sigue en sus trece".

"Ana está tranquila y en cualquier caso dice que está un poco cansada de que la utilicen como cortina de humo", empezó a contar la periodista, añadiendo: "Dice que en España hay problemas, que los políticos tienen que hablar de cosas que ahora no se están hablando porque precisamente se está hablando de Ana".

La tertuliana del espacio matinal de Telecinco también relató que Ana Obregón insistió en el hecho de que "su hija es americana": "Tiene el corazón español y la nacionalidad americana. Ella cree que no va a tener ningún problema, pero tarde o temprano, incluso si no quisieran, su hija va a ser española porque su madre lo es".

"Sigue con esa tranquilidad de que las cosas son legales, en el peor de los escenarios es lo que dice, que tiene pasaporte americano", concluyó la periodista sobre la conversación que tuvo con la presentadora.

Estas nuevas declaraciones de Ana Obregón a Beatriz Cortázar se producen solo un día después de que la periodista desvelase otra conversación en la que también contestó a las críticas: "Me dice lo siguiente: tanto los abogados americanos como los de España le aseguran que no tiene problema. (...) En el fondo me da igual el nombre que le pongan: adopción, subrogación... Todo eso me da igual. Todo esto es burocracia y papeles".

Cortázar también contó que lo único que le importa a Obregón es "estar bien emocionalmente para darle a la niña todo el amor": "Ni jueces ni juristas ni nadie me va a desestabilizar porque este bebé me necesita".

Por si fuese poco su contestación, Ana Obregón echó más leña al fuego en plena polémica, dando a entender que este debate tiene que ver mucho con la política: "Cómo se nota que vienen elecciones y hay que hacer mucho ruido y crear cortinas de humo".