Entrevista YOTELE

Antonio Rossi debuta como presentador en Telemadrid: "Ayuso no tiene nada que ver con mi programa"

El periodista se encarga de conducir 'La vida en rosa', un nuevo espacio de crónica social

Antonio Rossi debuta como presentador en Telemadrid: "Ayuso no tiene nada que ver con mi programa"
8
Se lee en minutos
Sergio López Merillas
Sergio López Merillas

Especialista en televisión, realities y audiencias.

ver +

Telemadrid vuelve a abrir una ventana al mundo del corazón con 'La vida en rosa', un magacín que se emite los domingos a las 13:30 horas en competencia directa con 'Socialité'. Antonio Rossi es el encargado de ponerse al frente del espacio, cuya puesta en marcha fue adelantada en exclusiva por YOTELE. El veterano colaborador de Telecinco, que compaginará este proyecto con 'El programa de Ana Rosa', afronta su salto como presentador "con humildad", según explica en una entrevista con este portal. 

¿Qué sensaciones tienes tras el estreno del programa?

Hay que dejarle crecer y pulir cositas, pero la audiencia ha respondido y la sensación es buena. Estamos todos muy contentos, queremos hacerlo bien y fidelizar al público. Mi objetivo es conseguir que sea una cita semanal para todos los madrileños, incluso también los sábados además de los domingos. 

¿En qué se diferencia 'La vida en rosa' de otros programas de crónica social?

Es innegable que puede recordar a la crónica social de TVE. Pero aquí estamos en una autonómica y nos vamos a centrar y enfocar en Madrid al margen de la actualidad, por supuesto. 

Si tuvieras la oportunidad de llevar a plató a un personaje de la prensa del corazón, ¿quién sería?

Hay un personaje que tiene una gran entrevista que es Isabel Pantoja. Lo que pasa es que sería muy complicado hacerle una entrevista sin que ella pusiera ningún tipo de cortapisas o vetos, sería un arma de doble filo. Creo que a todos los periodistas nos encantaría entrevistarla, pero con libertad absoluta.

¿Cuál es la primera pregunta que le harías?

Después de todo lo que ha pasado, sería imposible dejarse algo. Desde cómo ha vivido el ataque de su hijo, cómo se encuentra viviendo aislada en Cantora, su paso por la cárcel... Sería muy complicado detenerse en algo en concreto.

¿Ser presentador era una meta o ha sido un salto natural en tu carrera?

Algún día te lo puedes llegar a plantear, pero no era una meta como tal. No iba buscando el momento y el hueco, ha surgido de la forma más natural. Estoy feliz porque es un sueño y una oportunidad que quiero aprovechar, estoy muy agradecido porque hayan confiado en mí y porque en Telemadrid hayan abierto un hueco también al corazón. Recibí una llamada, tuve una conversación, me lo ofrecieron y flipé.

Entonces, no tuviste que darle muchas vueltas para aceptar la oferta...

No lo pensé nada, dije que por supuesto (risas).

¿Este trabajo en Telemadrid puede ser la antesala de otro proyecto como presentador en la tele nacional?

Vamos a empezar con humildad. Quiero disfrutar el momento. No creo en la suerte, creo en el trabajo, en la constancia, en el esfuerzo y en el sacrificio. Me voy a volcar en este proyecto, que es un regalo que me da la vida, y también voy a seguir volcado con 'El programa de Ana Rosa', que es el mejor sitio donde se puede estar. 

Compites con María Patiño en el mismo horario... ¿Has hablado con ella de esta rivalidad? ¿Cómo lo afrontáis?

María se alegra de todo lo que me pasa y me ha acompañado en este viaje. Hemos hablado mucho y está feliz. Mis amigos están encantados y ella es mi amiga. Lo vive conmigo y grita conmigo por las cosas buenas.

'El programa de Ana Rosa' es una especie de oasis en la crisis que atraviesa Telecinco. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

Hay un equipo fantástico detrás y muchísimo trabajo. Estoy encantado de aportar mi granito de arena a esa playa de grandes profesionales. La televisión es cíclica y a veces no sabes lo que va a ocurrir. Aquí hay un gran trabajo, el público nos respalda y Ana Rosa es una máquina. Hacemos un trabajo que gusta y el público nos premia. 

¿Ana Rosa te ha dado algún consejo?

No, pero porque nadie me ha dado consejos y tampoco los he pedido. Ella me felicitó por la audiencia y se alegra de verdad por todo lo bueno que me pase. 

Tampoco eres nuevo en el medio, tu carrera profesional se ha desarrollado en los platós... 

Llevo tropecientos años en la tele. Es verdad que no es lo mismo ponerte al frente de un programa que colaborar, porque ahí tienes unos apoyos. Al final es mi medio, me muevo bien, es el tema que domino... Todo lo que he recibido es que lo voy a hacer muy bien. No he recibido consejos pero he recibido mucho ánimo de todo el mundo, ha sido abrumador. 

Se ha hablado mucho de la "guerra de productoras" entre Unicorn content y La fábrica de la tele. Tú has trabajado en ambas, ¿cómo lo has vivido?

Creo que lo que ha habido es una polarización como en la sociedad en cuanto a determinado tipo de temas. Eso parece que ha fomentado una guerra, pero yo me llevo bien con todo el mundo y no he tenido problemas con nadie. A mí nadie me dice ni lo que tengo que decir o lo que no. Parece que ya no existen grises y que todo es blanco o negro, pero el mundo está lleno de matices. 

¿Tu salida del 'Deluxe' se debe a ese tema?

No me gusta hablar de eso porque creo que a la gente no le importa la decisión que tome yo como empleado o la empresa conmigo. Eso forma parte de las negociaciones y decisiones personales que se toman en los despachos y creo que no tengo que dar explicaciones de por qué estoy o no en el 'Deluxe'. La gente de mi círculo sabe por qué no estoy. 

A raíz del tema de Rocío Carrasco, ha habido una polarización no solo en redes, también dentro de la propia cadena. ¿Ha llegado a afectar a tu relación personal con otros compañeros?

Siempre he intentando separarlo todo. Es verdad que el tema ha creado discrepancias y, en algunos casos, más beligerantes y más vehementes que en otros, pero con la gente que me interesa y que me importa, lo separo. Si en la conversación no llegamos a entendernos se respira, se cuelga y se cambia de tema. No voy a pelearme con alguien que me importa por Rocío Carrasco, que a lo mejor queda muy frío, pero me da igual. Una de mis mejores amigas es contraria ideológicamente a mí, no pensamos en nada igual, y somos íntimos. Lo más importante es saber diferenciar las cosas, una cosa es la amistad y otra tener que estar de acuerdo en todo. 

Hay quien dice que tu fichaje por Telemadrid se debe a tu apoyo en redes a Isabel Díaz-Ayuso. ¿Qué piensas de esto?

Me lo tomo a cachondeo. ¿Qué tendrá que ver Ayuso con mi programa? Me lo tomo a cachondeo porque no me lo puedo tomar en serio. ¿En qué cabeza cabe que por dos tuits te den un programa en televisión? Si mañana critico a Ayuso, ¿me quitan el programa? Dejando al margen que es tirar por tierra los 20 años que llevo currando, aunque eso lo puedo admitir porque no le puedo gustar a todo el mundo y todos pensamos de formas distintas. Ya no veo la mayoría de los comentarios en Twitter porque hay mucho hater, que la gente diga lo que quiera porque tengo un impermeable después de años y años. 

Es como cuando te sacan un corte de hace años para decir que ahora estás diciendo lo contrario. ¿Pero cómo que lo contrario? Si no tiene nada que ver una cosa con la otra. No puedes estar dando explicaciones porque la gente en general no se merece que estés justificándote ante todo el mundo. Lo haré ante quien crea conveniente, pero no ante cuatro tuiteros sin identidad. Creo que se nos ha ido el norte hasta al hacer titulares con cuatro máquinas que hacen ruido en las redes sociales. 

¿Te has llegado a plantear alguna vez que tu posicionamiento político en redes sociales pueda beneficiarte o perjudicarte de cara a tu trabajo en televisión?

Yo en televisión hablo de crónica social, no hablo de política. En las redes sociales soy el Antonio Rossi ciudadano, no hablo de mi trabajo. De trabajo hablo en mi puesto, ya sea en la tele o ahora presentando. Tengo pensamiento político como todos, y si lo he expresado... Pues sí, no me he puesto de perfil en algún momento, pero hoy pienso una cosa y mañana podré pensar otra. Por supuesto que tengo opinión política, que la mantendré o la cambiaré como todos los ciudadanos. He votado a todos los partidos y en momentos determinados me pregunto que cómo es posible que les votara. 

No puedo decir que me haya afectado porque no trabajo en el sector político, entonces no he tenido esa percepción. Que la gente sepa que estoy más escorado al centroderecha, tampoco me ha importado. Creo que en cuanto a los colaboradores de periodismo político, todos sabemos de qué pie cojea cada uno y no pasa nada. Como yo en mi trabajo hablo de crónica social, no le doy tanta importancia. 

Noticias relacionadas

¿Y alguna vez te has planteado participar en tertulias de corte más político?

No, me encanta lo que haga y ni me lo he planteado. Alguna vez me han dicho de entrevistar y hablar de actualidad, pero no quiero hacer tertulias políticas ni nada. Primero porque sé que no es mi ámbito y no sería creíble por mucho que fuera como ciudadano, porque ya tengo mi estigma y esa es una cosa que no me la va a quitar nadie. Todo el mundo me podría atacar diciéndome que hable de la Pantoja o de Paquirrín, argumentos fáciles con los que intentan atacar pero que a mí no me hacen daño. Al final tengo una marca y soy bueno en lo que hago, sería por mi parte muy osado formar parte de una tertulia política.

Temas

Telecinco