En 'La gran confusión'

Mariló Montero vuelve a TVE y le cuenta a Sardá que compagina relaciones íntimas con varios hombres: "Son secuestros"

La colaboradora de 'Espejo público' ha compartido debate con Gonzalo Miró, Judith Mascó y Víctor Amela

Mariló Montero vuelve a TVE y le cuenta a Sardá que compagina relaciones íntimas con varios hombres: "Son secuestros"
1
Se lee en minutos
Redacción Yotele

El estreno de 'La gran confusión' en TVE con Xavier Sardá ha contado con la participación de Mariló Montero para hablar de relaciones de pareja. La colaboradora de 'Espejo público', que ha compartido debate con Gonzalo Miró, Judith Mascó y Víctor Amela, ha sorprendido al contar que últimamente mantiene relaciones íntimas con varios hombres.

"Tengo relaciones íntimas de las que nos se entera nadie, que llamo secuestros. Con esas personas tengo una vida completa y activa pero no son pareja. Es un secuestro mutuo para mantener sexo. Pero no solo es eso, porque con cada una de esas personas comparto otras cosas: aficiones como la literatura, el arte... Me las planteo como una especie de poliamor abierto, que practico paralelamente con varios. No hay pareja, no hay compromiso", asegura la periodista. 

Según su testimonio, combina distintas relaciones en los que queda claro que en ningún caso se trata de una relación estable: "Estos encuentros no son siempre con el mismo hombre". Montero aclaró que no necesita recurrir a redes sociales como Tinder para encontrar candidatos a sus secuestros: "Yo tengo mi propia plataforma de contactos", dijo entre risas.

Noticias relacionadas

En plató también estaba Paz Padilla, que se interesó por lo que estaba contando: "¿Pero a esto no se le llama follamigos?", preguntó. La respuesta de la navarra fue tajante: "Pues sí". Por su parte, Gonzalo Miró se interesó por la duración de este tipo de experiencias sexuales: "Pueden durar décadas", le contestó.

"¿Tus secuestros se conocen entre ellos?", le preguntó Xavier Sardá. "Pues no se me ha ocurrido presentarles pero ellos saben que no son únicos y yo sé que no soy única para ellos, evidentemente". Sin embargo, Mariló Montero si tiene un límite claro que se ha marcado desde que comenzó a tener este tipo de relaciones: "No acepto hombres casados, por ahí sí que no paso".