Opciones de España

¿Qué país tiene más posibilidades de ganar Eurovisión 2022?: Última hora de las apuestas

El certamen se celebrará este 14 de mayo con varios candidatos a la victoria

¿Qué país tiene más posibilidades de ganar Eurovisión 2022?: Última hora de las apuestas
1
Se lee en minutos
Franc Recio

Está a punto de celebrarse la mayor cita para los amantes de la música y la televisión. El Festival de Eurovisión 2022 tendrá lugar este sábado 14 de mayo desde el Pala Alpitour de Turín y las apuestas de pago llevan semanas intentando predecir al ganador de esta edición. En la última actualización, sobre las 11:00 horas de hoy, indican un claro candidato a lograr la victoria y varios favoritos en la clasificación.

Según las apuestas sobre quién podría convertirse en el triunfador hay un claro ganador. Se mantiene en primera posición Ucrania y alcanza un desorbitado 60% de probabilidades, arropado por la empatía por la invasión rusa.

Le sigue a una distancia considerable Suecia, que ya ha ganado el certamen en seis ocasiones. Hold me closer es uno de los temas favoritos de la noche con Cornelia, su voz. El exitoso país acumula un 10% de posibilidades de llevarse el festival para su país el próximo año. 

En tercer lugar se encuentra Reino Unido con Sam Ryder y su Space Man. El británico no deja de subir y logra un maravilloso 10% en las opciones a la victoria, algo que no ocurría desde hacía años. 

Noticias relacionadas

El cuarto puesto según las apuestas se lo lleva Italia. El país que alberga este año el concurso musical arrancó la temporada eurovisiva como uno de los claros favoritos, pero desde entonces ha ido retrocediendo puestos. Mahmood y Blanco tienen un 6% de ganar con Brividi en estos momentos. 

Completa el ránking España, que se encuentra en quinto lugar, con un 5% de posibilidades de victoria. Chanel es una de las propuestas más aplaudidas de la edición con su tema Slomo. Esto ha hecho que después de muchos años los fans nacionales hayan enloquecido pensando en la posibilidad de victoria en el año en el que se ha recuperado la ilusión por el festival.