En 'El hormiguero'

Tamara Falcó revela que el papa Francisco se enfadó con ella: "Estas cosas solo me pasan a mí"

La colaboradora de Pablo Motos compartió una anécdota reciente con el Pontífice

Tamara Falcó revela que el papa Francisco se enfadó con ella: "Estas cosas solo me pasan a mí"
1
Se lee en minutos
Sergio López Merillas
Sergio López Merillas

Especialista en televisión, realities y audiencias.

ver +

La tertulia de 'El hormiguero' contó este jueves con la participación de Tamara Falcó, que dejó sin palabras a sus compañeros de programa tras contar lo que le sucedió en su reciente encuentro con el papa Francisco. "Mientras nosotros estábamos en casa mirando la pared, ella estaba con el Papa", bromeó Pablo Motos haciendo referencia a los días que tanto él como dos de sus colaboradores, Juan del Val y Cristina Pardo, han tenido que estar sin salir de casa a causa del covid

La hija de Isabel Preysler pasó a explicar entonces cómo había sido su encuentro con el Pontífice. "Le llevaba un regalo, la Virgen de la Alegría. Iba muy ilusionada con mi virgen y, cuando me tocaba saludarle, me arrodillé", comenzó diciendo. Un gesto que no le sentó nada bien al papa: "Claro, él vio a la virgen arrodillarse y me pidió con la mano que me levantara"

Noticias relacionadas

En ese instante, Motos cortó la intervención de Falcó para conocer cómo fue exactamente la reacción del papa Francisco: "¿Pero enfadado?". La tertuliana confesó entonces que "un poquito", aunque logró salir airosa de esta incómoda situación: "De repente vi al Papa enfadado y pensé: '¡Qué estoy haciendo!'. Entonces me levanté, me bendijo a la virgen y le dije que era para él. Se quedó muy contento y me dio las gracias". 

Juan del Val reaccionó con humor a la anécdota de la socialité: "No solamente puede presumir de ver al Papa, sino de que el Papa se ha enfadado con ella". "Estas cosas solamente me pasan a mí", lamentó Falcó antes de confesar que se quedó "un poco en shock" por su metedura de pata: "No me lo imaginaba enfadado". Para terminar, comentó que no le dio tiempo a intercambiar más palabras con él: "También soy un poco cortada".