Se repite el capítulo de 2019

Eurodrama a la vista: Alina Pash rechaza ser la representante de Ucrania en Eurovisión 2022

La artista toma esta decisión después de que la televisión ucraniana desvelase que el documento de entrada a Crimea que presentó no era oficial

Alina Pash en la gran final del Vidbir 2022, la preseleccción ucraniana para Eurovisión 2022.

Alina Pash en la gran final del Vidbir 2022, la preseleccción ucraniana para Eurovisión 2022. / EUROVISION.TV / UER / UA:PBC

2
Se lee en minutos
Sergio López Martín
Sergio López Martín

Redactor

Especialista en televisión de entretenimiento, realitys, talents, Eurovisión, Melodifestivalen y música

Escribe desde Córdoba

ver +

Los fans del Festival de Eurovisión viven un gran eurodrama por la decisiones de una de sus grandes favoritas. Tan solo cuatro días después de ganar su final nacional, Alina Pash no llevará la bandera de Ucrania en el escenario de Turín 2022 después de que renunciase voluntariamente a través de un post subido a su cuenta oficial de Instagram.

"Soy una artista, no un político. No tengo un ejército de PRs, directivos, abogados para contrarrestar todo este ataque, presión, amenazas, hackeo mis redes sociales... Y también la reacción absolutamente inaceptable que la gente se permite, sin entender la situación y olvidar la dignidad de cada ciudadano de Ucrania. No quiero esta guerra virtual y el odio. La principal guerra ahora es la extranjera que llegó a mi país en 2014. Ya no quiero ser parte de esta sucia historia. Con mucho corazón, retiro mi candidatura como representante de Ucrania en Eurovisión", aseguró la artista en esta publicación.

"Desafortunadamente. Realmente lo siento mucho. Nos pondremos en contacto con el público y firmaremos todos los documentos necesarios. En particular, quiero agradecer a todos los que me apoyan y me ayudan, que escuchan mi canción y mensaje importante, no chismes sobre mí. ¡Gracias! La historia continúa contigo, y depende de nosotros decidir cuál será ¡Unámonos! ¡Esto es importante ahora más que nunca!", finaliza Alina este escrito.

La renuncia de Alina Pash se produce después de que la propia televisión pública ucraniana desvelase que el documento de entrada a Crimea desde Ucrania que entregó para poder participar en el Vidbir no era oficial, ya que no fue emitido por el Servicio Estatal de Fronteras. Para ser más exactos, según la cadena en esta publicación de Instagram, este papel fue entregado por un miembro de su equipo, y no por la propia artista.

Noticias relacionadas

Este capítulo se produce solo tres años después del eurodrama ocurrrido en Ucrania en la edición de 2019. Por aquel entonces, después de ganar también el Vidbir, Maruv no fue la representante de Ucrania después de que no llegase a un acuerdo con la televisión pública del país del este sobre el duro contrato que le obligaba a, por ejemplo, cancelar sus conciertos en Rusia, ceder todos los derechos de su tema y/o a no hablar con periodistas sin su expresa autorización.

"Como ya he dicho, el rechazo de los conciertos en Rusia no era una cosa principal para mí. Las principales diferencias han sido causadas por otros párrafos del acuerdo, que, si firmo, se vuelven un contrato para mí. Soy ciudadana de Ucrania, pago impuestos y amo sinceramente a Ucrania. Pero no estoy lista para actuar con lemas, convirtiendo su participación en Eurovisión en la promoción de nuestros políticos. Soy una música, no un murciélago en la arena política", aseguró la cantante en un comunicado publicado en su página oficial de Facebook.