Entrevista YOTELE

Rayden ('Benidorm Fest'): "Lo mejor de 'Calle de la llorería' lo lleva la puesta en escena"

Hablamos con uno de los 14 artistas que participarán en 'Benidorm Fest' con 'Calle de la llorería', una de las canciones favoritas para los eurofans

Rayden, participante en el ’Benidorm Fest 2022’

Rayden, participante en el ’Benidorm Fest 2022’ / RTVE

6
Se lee en minutos
Sergio López Martín
Sergio López Martín

Redactor

Especialista en televisión de entretenimiento, realitys, talents, Eurovisión, Melodifestivalen y música

Escribe desde Córdoba

ver +

La primera edición de 'Benidorm Fest' está a la vuelta de la esquina. Después de varias semanas de preparaciones, las 14 candidaturas ya últimas las maletas para viajar hasta la localidad alicantina, entre los que están Rayden. El artista participará en este certamen con 'Calle de la llorería', una canción, que según él, es "una radiografía de una sociedad que ve la vulnerabilidad como algo que tapar o maquillar".

Compuesto por el mismo junto a François Legoffic, Rayden asegura que "en el continente sonoro de la canción quise mezclar tendencias actuales junto al sonido que imperaba en España en los años 70 creando una mistura única sin perder la coherencia de lo que pueden encontrar en mis canciones". YOTELE habla con Rayden sobre su candidatura en el 'Benidorm Fest'

¿Qué te animó a participar en esta primera edición del 'Benidorm Fest'?

Porque soy así y me picó (el gusanillo). Soy de loco y de peculiar.

Has contado que tú y Ruth Lorenzo acabasteis en casa de David Meca viendo actuaciones de Eurovisión. ¿Fue Ruth la impulsora de esta candidatura?

Sí, totalmente. Es mi topo en la sombra. Yo le pido consejo siempre. Ella es mi oráculo.

¿Cómo era tu relación con el Festival de Eurovisión antes de presentar la candidatura? ¿Tenías algún referente eurovisivo?

Lo he seguido en los últimos tres años. Fue a partir de la edición en la que participó Mahmood porque a mí me encanta la música italiana y el Festival de Sanremo, que ese sí que lo he seguido durante muchos años. Cuando le vi con 'Soldi', cambió mi concepto del certamen. Entendí que si llevaba una canción redonda con una puesta en escena redonda y un videoclip redondo sí que te pueden tener en cuenta. También se reforzó con las participaciones de Barbara Pravi y Måneskin.

Dentro del mundo del artisteo, ¿crees que ha llegado esa imagen de que Eurovisión es un festival abierto?

Esto lo he hablado con mi círculo más cercano. Creo que la irrupción de la generación Z se ha dado la mano con los eurofanes, y eso ha servido para romper prejuicios. La generación Z tiene un gusto multiestilo, muy festival. Creo que es el momento para que España empiece a tomarse en serio esto y que no parezca esto de frikis. Ahora que estoy dentro veo mucho amor, cariño y respeto, no solo en España, sino en otros países europeos. Creo que este año se va a empezar a hermanar todo esto a favor de la cultura arraigada a nuestro país.

¿Qué es lo que más te ilusionaría de llevar tu 'Calle de la llorería' a Turín?

Primero, presumir ante mi hijo. Él ya está estudiando los países y quiere ir a Italia (ríe). Creo que llevarle allí sería tirarme el pegote. También considero que hago un género propio en sí mismo. Una cosa muy rara. Pase lo que pase, me he dado cuenta que tiene cabida en el massmedia y creo que, si voy a Turín, habrá mucha verdad. Sin desmerecer pero, por el mensaje, creo sería el artista que mayor verdad llevaría en los últimos años Yo lo que hago es empoderar la vulnerabilidad. Creo que en los tiempos que corren es necesario.

¿Tuviste claro que querías participar en el 'Benidorm Fest' con 'Calle de la llorería' o tuviste más propuestas?

Como soy el letrista y el productor junto a François Legoffic, lo tenía claro. Tenía mucho elementos para que fuese la clave. No había plan B. De hecho, es el primer adelanto del siguiente disco. Si no hubiese sido elegido, hubiera sacado el tema igual, pero sí que veía que era un tema que tenía mucho arraigado de tradición. A nada que bucees en ella, te das cuenta que hay un poco de saeta, comparsa e, incluso, chirigota por el estribillo de lo ridículo de algo que une a todos los españoles como es Twitter o un meme. Además, a nivel percusivo, también se ve mi estilo.

¿Cómo has recibido la buena acogida que 'Calle de la llorería' ha tenido entre los eurofanes y los que no lo son?

Desbordado para bien. Cada vez que miro el móvil, está ardiendo. Desde aquí quiero agradecerlo a todos los eurofanes y los que no lo son. Al final, es una propuesta cercana al rap, la primera con aspiraciones a (representar a España en Eurovisión). Que lo reciban tan bien me parece una bendita locura.

¿Qué nos puede adelantar de la puesta en escena? ¿Se va a asimilar al videoclip?

Eso se encarga Javier Pageo (director creativo de su candidatura). De hecho, antes de saber si estaba elegido, tenía claro que si lo fuese lo iba a hacer con él. Lo bueno es que lo mejor lo lleva la puesta en escena. Viendo la aceptación de primeras, ya tengo una base sólida para que pasen cosillas en la puesta en escena. A ver si lográis transcribir la sonrisilla picarona que se me está poniendo (Risas).

O sea, que confías plenamente en el directo.

Total.

¿Te sientes favorito?

Voy a ser falso humilde. Por lo que estoy viendo, hay claramente tres propuestas que están un poquito a la par, y es algo que no creía posible en mi vida. De hecho, lo considero una simulación (ríe).

Muchas personas hablan de que está es la mejor preselección de la historia de España en el Festival de Eurovisión. ¿Qué sientes cuando escuchas eso?

Me siento parte de la solución y no del problema (ríe). Cuando yo saqué la canción, solo habían salido dos propuestas y vi que mucha gente comentó que era el mejor tema sensible a ser candidato de los últimos 15 años. Lo leí y fue un shock. Me acuerdo que en ese momento me estaba haciendo un colacao y dije 'Mira, qué bonito'. Como os decía antes, yo soy muy seguidor de Sanremo y para mí esto es como Sanremo pero en España. Viendo la calidad de la canción, es erróneo decir esto y quizás el próximo año en otros países intenten adaptar el 'Benidorm Fest'.

Hay como un sentimiento común de los 14 participantes de que esto no es una preselección a Eurovisión. Es decir, habéis presentado una propuesta para participar en un festival en España. Es la primera vez que pasa.

Claro. Aquí no hay descartes, no hay ademán de contentar a nadie. Aquí es la carta de presentación de lo mejor que cada grupo o artista sabemos hacer y creo que todos los beneficiados han sido todas las personas y los eurofans porque han visto algo de lo sentirse orgullosos. Yo me siento honrado de sentir que propuestas como la de Tanxugueiras, la de Rigoberta Bandini o la mía sean motivos de orgullo y que presuman de ellas. Es muy raro esto.

Noticias relacionadas

¿Habéis hablado entre vosotros de posibles colaboración tras el 'Benidorm Fest'?

Tanxugueiras y yo tenemos un tema junto que sacaremos aún no sabemos cuándo. El otro día estuvimos grabando el videoclip con ella y yo, cuando tuve la suerte de tocar en mi concierto con el Wizink Center, las saqué a ellas. Es una cosa que se dio antes. Seguro que ahora salen otras cosas. El escenario está para compartir, no para competir. Para que se tiren de los pelos ya hay gente en las redes sociales. Nosotros estamos flipando de que se nos peguen las canciones de otros.