Entrevista YOTELE

Daniel Grao: "A lo que aspira 'HIT' es a crear debate"

Hablamos con el actor de la segunda temporada de la serie de TVE, que regresa este jueves a La 1

Daniel Grao, protagonista de ’HIT’

Daniel Grao, protagonista de ’HIT’ / RTVE

4
Se lee en minutos
Carlos Lourenço
Carlos Lourenço

Redactor

ver +
Sergio López Martín
Sergio López Martín

Redactor

Especialista en televisión de entretenimiento, realitys, talents, Eurovisión, Melodifestivalen y música

Escribe desde Córdoba

ver +

'HIT' regresa esta noche a La 1 de TVE con el estreno de su segunda temporada con nuevos alumnos y un nuevo escenario, un instituto público en Puertollano (Ciudad Real) en el que se imparte Formación Profesional. El profesor, a quien vuelve a interpretar Daniel Grao, a la localidad para liderar un proyecto piloto contra el abandono escolar. Hugo se topa con un panorama desolador: va a tener que impartir clase a un grupo de adolescentes firmemente instalados en el fracaso.

En este entorno, Hugo no tendrá ni un momento de respiro y se encontrará con nuevos problemas: consentimiento, bullying, autoestima, baja tolerancia a la frustración, consumismo, xenofobia.... Se enfrentará además al viejo demonio del alcoholismo, y también a sentimientos inesperados como el asalto del amor o la llamada de la paternidad. YOTELE habla con Daniel Grao sobre el estreno de la nueva temporada de 'HIT' en TVE.

¿Cómo definirías esta nueva temporada de ‘HIT’?

Yo creo que damos un paso más y es entonces como para mí tiene sentido volver a hacer otra temporada. Partiendo de la base de que es un personaje que disfruto interpretando, es importante que evolucione y finalmente, lo hace. La gente crece y en la pantalla del sistema educativo, esta vez nos vamos a la España rural y a la Formación Profesional. Es otro contexto para dar voz a problemáticas sociales que nos atañen a todos. A lo que aspira ‘Hit’ es a crear debate. Tratamos temas clásicos como el tema de la identidad de los jóvenes, el bullying, la homofobia o el racismo y algunos otros como personas no binarias.

¿Qué balance general haces de la primera temporada?

Yo creo que se sumaron varias cosas para que se arrancara una segunda temporada. Primero, estamos en la bisagra entre como consumía la televisión mi generación y como lo hacemos ahora. Pretendíamos que mucha gente que no ve televisión en abierto se sumara a ver ‘Hit’ y lo conseguimos. A eso se le sumaron muchísimas visualizaciones en diferido que tuvo y fue muy aplaudida en cuanto a contenido.

¿Crees que después de la emisión de la primera temporada se generó debate social dado a vuestra visibilización respecto a la educación?

Pues sí, de hecho, cuando se me acercan padres de adolescentes y me dicen que hacía tiempo que no veían una serie juntos y que esta les hace tratar temas incómodos con sus hijos, es muy bonito. También he de decir que me han llegado muchísimos mensajes de gente joven que está ingresada, pasando alguna adicción, y que no les dejan usar el móvil, pero cuando encuentran una posibilidad para hacerlo pues me escriben dándome las gracias. Esto va más allá de que te reconozcan como actor o el trabajo que haces, sino que es algo que toca en zonas sensibles y si es útil para la gente, es de agradecer.

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de interpretar a HIT?

A mi cuando me propusieron 'HIT' me apasionó desde el principio por la temática y por poder encarnar un personaje sin pelos en la lengua, pero que pegara un golpe de visibilidad de problemáticas sociales en la mesa. Me gustó que Hit no interpretara a un simple profesor, es casi un terapeuta muchas veces.

¿Cómo va a llevar HIT el cambio de pasar de una gran ciudad a un pueblo?

Cuando un personaje lo pasa mal, siempre es muy interesante, tanto para el actor como para el espectador. Hit realiza este cambio de aires pensando que le va a venir bien por el alcoholismo y demás. Todo es hostil para él, no es su casa y a lo que está verdaderamente acostumbrado, no tiene a Amaia y se va a sentir algo solo. Tenemos a un personaje fuera de lugar y que va a tener que volver a encajar con otros jóvenes, que no son los mismos que el curso pasado. Esto contribuye a que baje los humos y lo que le hace vivir y ser más emotivo.

Ver que los padres no creen en ellos, ¿da gasolina a HIT o más bien todo lo contrario?

Hay unas premisas en Hit que son infranqueables y tiene un enamoramiento de la juventud y una fe en ellos brutal. Entiende que la sociedad no va bien, tiene cierta visión catastrófica del mundo y cree que la sociedad va a avanzar con la gente del futuro. Esta energía de coger por la solapa a los padres y sacudirlos es intocable en él. Aunque flaquee nunca tira la toalla.

HIT se enfrentará a un chico con adicciones a los videojuegos y se verá inmerso entre un intenso enfrentamiento entre antisistemas y ultraderecha, son temas que también están afectando en la vida real, ¿cierto?

Sí, es una cuestión social. Me parece una cosa muy bonita las lecturas que hace Hit sobre crecimiento personal y de cómo se polariza la sociedad. Es cierto que la sociedad va polarizándose y podemos ver como van creciendo los extremos de ambos lados, desde aquellos que queman contenedores en una manifestación independentista, hasta los que intentan boicotear el barrio de Chueca con consignas neonazis. Lo que ocurre a nivel emocional y personal en alguien es muy parecido a aquellas actitudes violentas de los extremos.

Noticias relacionadas

¿Crees que ‘El juego del calamar’ podría ser utilizado por HIT en alguna de sus lecciones?

La violencia es compleja, a veces lo que creemos que estamos haciendo exteriorizándola es darle visibilidad, pero es que la estamos abonando. Hay un experimento que se podrá ver en la serie en el que a HIT le sale el tiro por la culata y se asusta porque le ve las orejas al lobo de cómo puede acabar eso.