Peculiar pericia

Carlos Sobera se queda de piedra en 'First Dates' con la habilidad de Nacho: "O da asco o da morbo"

El comensal de dating de Cuatro le aseguró al presentador que tiene lengua bifida y que sabe dar palmas con ellas

Nacho y Carlos Sobera en ’First Dates’.

Nacho y Carlos Sobera en ’First Dates’. / CUATRO

1
Se lee en minutos
Redacción Yotele

Muy pocas comensales dejan de piedra a Carlos Sobera en el restaurante de 'First Dates'. Este es el caso de Nacho, un administrativo zaragozano de 29 años, que dejó atónito al conductor del espacio de Cuatro al desvelarle su habilidad más peculiar al preguntarle si tenía alguna característica física o mental que le diferencie del resto: "Tengo la lengua bífida y sé dar palmadas con ella".

"A determinadas personas les puede crear un rechazo o asco porque es impactante cuando lo ves, pero a otras les da mucho morbo", aseguró el chico en uno de sus primeros totales ante las cámaras del dating de Cuatro.

Instantes después de declararse una persona "inteligente, perspicaz y un poco pícara", Nacho supo que iba a cenar con Gema, una madrileña de 26 años, que declaró ser una chica muy pizpireta: "Se me va la fuerza por la boca. También reivindicativa y un poco hater".

"La primera impresión que he tenido de Nacho es que mi madre me mataría si le viera los tatuajes en el cuello pero, para mí, ha sido buena porque es el tipo de chico en el que me suelo fijar", reconoció Gema después de ver a su cita por primera vez en la barra del restaurante de 'First Dates'.

Noticias relacionadas

Una vez sentados en la mesa, lo cierto es que ambos se conocieron un poco más a fondo, tratando diversos temas como el sexo o las cosas que más le excitaban. De hecho, en esa distendida conversación, salió el asunto de la lengua bífida, que no tuvo un rol importante a la hora de decidir si querían seguir conociéndose: "Ni me pone ni me deja de poner, me provoca curiosidad y, a lo mejor en la práctica me llega a gustar".

En los últimos minutos de la velada, la buena conexión entre ambos fue determinante en 'La decisión final', ya que los dos quisieron tener una segunda cita fuera del restaurante de 'First Dates'. "Me ha encantado que en el mundo laboral y el de los hobbies lo compartamos. Creo que nos podemos llevar muy bien", explicó Gema.