Nueva crítica

Ana Rosa vuelve a cargar contra Pablo Iglesias: "Instiga la violencia en los mítines de sus adversarios"

La periodista ha señalado al líder de Unidas Podemos en su editorial por "introducir a su propia seguridad para patear a la Policía"

Pablo Iglesias y Ana Rosa Quintana

Pablo Iglesias y Ana Rosa Quintana / RTVE / TELECINCO

Se lee en minutos

Redacción Yotele

Ana Rosa ha vuelto a cargar contra Pablo Iglesias después de que se conociese la detención de dos escoltas de Iglesias en un mitin de Vox en Vallecas. La presentadora le dedicó este lunes un nuevo editorial al líder de Unidas Podemos en los minutos iniciales de 'El programa de Ana Rosa': "Nos hemos enterado este fin de semana de que algunos políticos instigan la violencia en los mítines de sus adversarios".

A tan solo 24 horas de las elecciones de este 4 de mayo, la comunicadora apuntó nuevamente al actual candidato de Unidas Podemos por "introducir a su propia seguridad para patear a la Policía": "Todo sirve para retozar las dos Españas".

"Hace 200 años, los españoles se unían contra la revolución francesa, pero unos cuantos se empeñan solo en recordar el cuadro que pintó Goya con las dos Españas: la España del duelo a garrotazos", sentenció Ana Rosa Quintana.

Noticias relacionadas

De este manera, el enfrentamiento entre Pablo Iglesias y Ana Rosa Quintana vivió un nuevo capítulo más. La semana anterior, Ana Rosa estalló contra Pablo Iglesias después de que el candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid le nombrase en una entrevista en la Ser junto a Angels Barceló: "Lo grave no es que la señora Ayuso difunda el bulo (...), es que si Ana Rosa Quintana lo está repitiendo en un programa de máxima audiencia, tenemos a un portavoz mediático de la ultraderecha difundiendo mentiras como si eso fuera normal en democracia".

"Fascista es el que señala al que piensa distinto, eso no es democrático... ¡señor Iglesias usted es un fascista! Los demás somos comunicadores, tenemos información y contamos lo que ocurra", aseguró una Ana Rosa Quintana enfadada, añadiendo: "Yo vivo en Madrid, en una casa normal con mis hijos, voy al mercado, voy al centro de salud... Usted me está señalando y yo no tengo ningún guardaespaldas. Y esto sí es fascismo puro".