Entrevista YOTELE

Christer Björkman se despide del Melodifestivalen: "Quizás el certamen guste en España porque es algo que quisierais tener"

Hablamos con el artista y directivo sobre su última edición al frente del certamen sueco, además del desarrollo del 'American Song Contest', el spin-off de Eurovisión

Christer Björkman, máximo responsable del Melodifestivalen en los últimos 20 años

Christer Björkman, máximo responsable del Melodifestivalen en los últimos 20 años / STINA STJERNKVIST / SVT

9
Se lee en minutos
Sergio López Martín
Sergio López Martín

Redactor

Especialista en televisión de entretenimiento, realitys, talents, Eurovisión, Melodifestivalen y música

Escribe desde Córdoba

ver +

La 61ª edición del Melodifestivalen llega esta noche a su fin con la despedida de una persona que ha marcado un antes y un después en él. Después de 20 años, Christer Björkman se despide como máximo responsable del certamen sueco después de consolidarlo como uno de los formatos de entretenimiento de Suecia con datos de audiencias estratosféricos e importantes triunfos en el Festival de Eurovisión como los de Loreen y Måns Zelmerlöw. A escasas horas de que se despida de la audiencia sueca, YOTELE habla con Christer Björkman sobre su trayectoria en Melodifestivalen, además de su próximo proyecto, 'The American Song Contest', el spin-off en Estados Unidos del Festival de Eurovisión.

¿Cómo te sientes en esta cuenta atrás para la final del Melodifestivalen?

Muy emocionado. Creo que los participantes son realmente buenos. Tenemos, diría, una de las mejores finales que hemos tenido en mucho tiempo. Es muy competitiva y no estoy muy seguro del resultado. Hay varios artistas que creo que pueden lograrlo y que pueden hacerlo realmente bien en el Festival de Eurovisión. Veremos qué sucede.

¿Qué balance haces de esta edición del Melodifestivalen?

Creo que es muy especial debido a la pandemia porque no estamos en un estadio este año. Por primera vez en 20 años, hacemos Melodifestivalen en un plató. Es muy diferente para nosotros como profesionales de la televisión, ya que es un tipo de show totalmente diferente, pero todos han estado realmente increíbles cuando se ha tratado de ayudar a cumplir con las reglas y las restricciones. Todos han hecho un trabajo maravilloso dentro del recinto. He de reconocer que realmente no he conocidos a los artistas, lo cual es totalmente inusual para mí. Normalmente, voy y hablo con ellos todo el tiempo, les doy ánimos, choco los cinco con ellos para decirles 'Vamos, hagamos esto' o 'Puedes hacerlo mejor', y eso es diferente este año.

Luego, todos hemos estado en nuestra zona asignada. Los presentadores estaban en una posición, los artistas en otras y la iluminación y las cámaras se encontraban en las suyas propias. Todos hemos tenido nuestra posición, logrando mantener la enfermedad fuera del recinto, lo cual es asombroso para mucha gente. Estoy muy satisfecho con el resultado.

¿Cómo te has sentido siendo el presentador en esta edición, la última para ti?

Debo decir que ha sido una idea muy estúpida (risas). Realmente disfruto estando detrás del escenario creando las actuaciones y presionándoles. Este año he estado tan nervioso y tenso porque el estar en el escenario es totalmente diferente, pero olvidé cuánto me disgusta. Es divertido hacerlo una vez que terminas.

Nos lo hemos pasado muy bien. Tengo que decirlo que todos los copresentadores han sido fantásticos y han sido tan diferentes. Algunos están locos, otros realmente divertidos y otros más serios, pero todos nos han ayudado a tener una tonalidad diferente todo el tiempo. Creo que que ha sido divertido para los espectadores.

Mucha gente ha aplaudido que show de esta edición haya tenido su propia personalidad y estilo. ¿Por qué tomaste esta decisión?

Tomamos esta decisión debido a la pandemia porque sabíamos que teníamos que hacer un programa totalmente diferente cuando no tenemos público y decidimos cambiar la tonalidad y el estilo en cada programa para que los espectadores no sintieran lo mismo después de una semana. No sabrían exactamente lo que iba a suceder durante seis semanas. Así que esa era la idea.

Queríamos llevar a los espectadores a un viaje a través de diferentes estados de ánimos y estilos para que no supiesen qué iba a pasar y que volviesen a la próxima semana, y realmente ha funcionado. Todo el mundo ha estado entusiasmado con los programas y los críticos han sido muy amables con nosotros. Hemos tenido muchos espectadores este año. El engagement es increíble.

Actualmente vivimos en una situación de pandemia. De hecho, esta edición del Melodifestivalen no ha realizado su tradicional gira por Suecia por este motivo. ¿Cómo ha sido la preparación este año de un gran formato como Melodifestivalen bajo esta situación?

Ha sido muy diferente. Primeramente, somos una generación de profesionales que ha trabajado con Melodifestivalen y lo único que sabemos es cómo hacer televisión en un estadio. Nunca habíamos hecho un gran show en un plató, así que ahí ya ha habido un gran desafío.

En segundo lugar, tuvimos a dos personas a tiempo completo que solo se enfocaron en la logística. ¿Cómo entrar? ¿Qué preparativos teníamos que hacer? ¿Cómo caminamos dentro de la arena para no encontrarse? Ha sido una locura. Ha sido complicado, pero ha sido increíble. Realmente desarrollaron un sistema para que no te veas con nadie sin seguridad, lo cual es realmente asombroso. Entonces veo a mis agentes de prensa, a la gente de peluquería y maquillaje, a los presentadores, a los guionistas y, a todos los demás los tengo que ver y saludar desde la distancia.

Centrándonos en las canciones de esta final del Melodifestivalen 2021, ¿crees que la séptima victoria de Suecia en Eurovisión es posible con alguna de las candidatura?

Absolutamente. Lo creo por dos razones. Primero, porque lo pienso, y segundo, porque nunca escucho la competencia de antemano. Tengo amigos que ya han escuchado todas las canciones que se han lanzado y me dan de su opinión. Yo les dijo que no quiero saberla hasta del sábado por la noche. Quiero ser feliz con quién gane después. Posteriormente, lo pondré en su contexto correcto y luego, una semana después, cuando haya escuchado todas las canciones, entonces si me hacen la pregunta, probablemente diría que sí, no, o tal vez porque siempre depende de la competencia. Puedes tener suerte y no tener un competidor que esté en tu área musical, lo cual es bueno o te das cuenta de que hay otros siete rivales que son básicamente lo mismo y, ya sabes, estás jodido, pero todo depende de los demás.

Pero sí, creo que tenemos competidores. Creo que tenemos dos canciones que podrían estar entre los cinco primeros puestos.

Este año, dos cantantes muy populares e históricos como Eric Saade y Danny Saucedo compiten nuevamente en esta edición del Melodifestivalen. En una entrevista, Saade dijo que ellos regresaron porque te aman. ¿Tenerlos de nuevo ha sido uno de tus mejores regalos de despedida en tu último año?

Sí. Tengo que decir que hay algunos artistas que sé que están ahí porque es mi último año. Aparte de Eric, también diría que Charlotte Perrelli y Danny Salcedo. Son artistas con los que he tenido una larga historia en Melodifestivalen, y sé que tomaron la decisión de participar en esta edición porque es mi último año, y estoy muy orgulloso de eso. Obviamente, es realmente dulce. Veremos qué pasa.

¿Qué balance hace de estos 20 años al frente del Melodifestivalen? ¿Cómo describirías su evolución y la trayectoria de Suecia en Eurovisión?

Bueno, el desarrollo en realidad ha sido en diferentes etapas. Yo diría que en lo primero en lo que nos enfocamos fue lograr que la música pop contemporánea y relevante se convirtiese en la columna vertebral del concurso tras el viejo Schlager, el único género que tuvimos en el concurso en Suecia, y fue realmente un gran desafío cambiar eso. Costó algunos años y cuando se hizo esta apuesta también fue para hacer que esta música fuera aceptada por la radio, los consumidores de discos y las plataformas de streaming.

Cuando logramos superar eso, además de hacer la música relevante, el mayor reto también fue el desarrollo de la producción televisiva. Hacer actuaciones progresivamente algo mejores, más modernas y avanzadas técnicamente y jamás detener el impulso de seguir adelante y superar nuestros límites, y creo que lo hemos hecho de muchas maneras. Lo hicimos con Loreen, con Eric Saade y su cabina de cristal que explotaba, con Robin Bengtsson y sus cintas de correr, con The Mamas…. Nos encanta hacer eso.

En esta final también hay números que siguen por ese camino.

Diría que es increíble lo que Eric Saade y Danny Saucedo hacen este año en tres minutos, y lo montamos en el escenario en uno. Danny tiene una casa entera. Es una locura, ya que solo hay otras cinco personas moviendo toda esa estructura. Es realmente asombroso. Estoy muy orgulloso.

Esta semana, Eric Saade dijo en un encuentro con la prensa que, probablemente, eras la persona más importante de la historia del Melodifestivalen, ya que tú creaste este “monstruo”, además de asegurar que tú también eras un “monstruo”. ¿Cuál crees que es la cosa más importante que has dejado al Melodifestivalen y a Eurovision como legado?

El progreso. Nunca sentarse y quedarse contento. Buscar siempre el nuevo desafío. En una simple palabra, es pasión.

Durante cada gala del Melodifestivalen 2021, la etiqueta #Melfest ha vuelto a ser Trending topic en España. ¿Por qué crees que a los teleespectadores y eurofans españoles les gusta tanto Melodifestivalen?

No estoy seguro, pero podría adivinarlo y creo que tal vez tenga que ver con que España no tienen festival consistente. Siguen cambiando el formato de preselección continuamente. Ellos hacen esto, luego hacen lo otro, y creo que todos los que somos fans de Eurovisión nos gusta la continuidad. Queremos que algo vuelva y sea básicamente lo mismo, incluso si se está desarrollando todo el tiempo. Es el mismo formato. Es algo en lo que podemos confiar y con lo que podemos relacionarnos y creo que eso es lo que extrañáis en España, y por eso, probablemente, os guste el Melodifestivalen, porque es algo que os gustaría tener.

¿Eurovisión es solo un concurso de canciones y cantantes?

 

Eurovisión es concurso de música y entretenimiento. Diría que tiene tres patas: el cantante, la canción y la actuación. Todo esto en conjunto es lo que en realidad votamos. Entonces, pensar que es una competición de cantar, ciertamente, no lo es. Realmente no creo que alguna vez lo haya sido, más bien un concurso de canciones al principio. Dependía más de la composición que hoy. Definitivamente es un concurso de música y entretenimiento.

Después de tu salida del Melodifestivalen, tu próximo proyecto será 'The American Song Contest'. Se publicó que se estrenaría a finales de este 2021. ¿Es cierto?

A finales de 2021 no. Ahí es cuando probablemente haremos la preproducción como la hacemos en el Melodifestivalen, ya que comenzaremos a prepararlo en otoño. Yo diría que en la primavera del 2022.

¿Cómo será finalmente la mecánica de 'The American Song Contest? ¿Tendrá parecido a Melodifestivalen y a Eurovisión?

En realidad, la idea es un formato basado en elementos del Melodifestivalen y del Festival de Eurovisión. Será una temporada televisiva de 8 semanas en las que las cinco primeras semanas serán clasificatorias como Melodifestivalen. Luego habrá dos semifinales y una gran final como en Eurovision. Es un formato en el que participarán todos los estados.

Volviendo al Melodifestivalen para acabar. Estoy seguro que has vivido muchas vivencias en estos 20 años pero, ¿Cuál dirías que es tu mejor recuerdo? ¿Qué es lo que más extrañarás a partir de esta noche?

Echaré de menos la emoción cuando llegan las votaciones en la gran final y ver a todo el mundo nervioso yendo de un lado para el otro. La emoción del directo la voy a extrañar mucho, pero también voy a disfrutar convirtiéndome en espectador.

Noticias relacionadas