En su programa

Ana Rosa, muy dura con Salvador Illa: "Se va dando un portazo a los españoles"

La presentadora de Telecinco ha criticado que abandone el ministerio de Sanidad en plena tercera ola

Ana Rosa, muy dura con Salvador Illa: "Se va dando un portazo a los españoles"
Se lee en minutos

Redacción Yotele

Como cada mañana, Ana Rosa Quintana ha arrancado este martes su programa con un monólogo para analizar algunos de los asuntos más destacados del día. Sin duda, uno de esos temas es la salida de Salvador Illa del ministerio de Sanidad para emprender un nuevo proyecto como candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat en las elecciones catalanas, previstas para el próximo 14 de febrero. 

La presentadora del magacín matinal de Telecinco ha reprochado con dureza que Illa abandone el ministerio en medio de la tercera ola de coronavirus: "Se va un día antes de la comparecencia que tenía prevista en el Congreso para explicar su gestión, dando un portazo a los españoles". 

Ana Rosa también ha nombrado a Sánchez en su discurso a cámara, señalando que justifica la marcha de Illa "por el desafío apasionante de las elecciones catalanas". "Como si unas elecciones autonómicas fueran mayor desafío que sacarnos de una pandemia", ha dejado caer.

Dicho esto, la periodista ha vuelto a centrar su atención en Illa: "Dice que está al 101% para ser el candidato, pero donde están al 101% es en las UCI. Mientras su jefe se va por la puerta de atrás, los sanitarios lidian con una media de 400 fallecidos al día, 2.800 a la semana, 12.000 al mes. Son cifras de guerra, por eso piden un sustituto que haya estado en primera línea, en las trincheras". 

Te puede interesar

"A Illa solo lo vimos con Sánchez pisando un hospital, como contraprogramación para la visita de Isabel Díaz Ayuso a Catalunya", ha afirmado Ana Rosa antes de continuar con otro de sus recurrentes ataques al presidente del Gobierno: "A Sánchez le quitaba el sueño gobernar con Podemos, que ahora también critica esta dimisión. Pero a los sanitarios les quita el sueño los dobles turnos, los 90.000 contagios, sus más de 76 compañeros muertos, la pesadilla de no besar a los suyos". 

Para finalizar, Ana Rosa ha repasado algunas de las historias más trágicas que se han vivido durante los últimos meses en los hospitales, recordando las últimas palabras de un enfermo antes de ser sedado: "Doctor, sé que no me voy a despertar. Por favor, despídase de mi familia". "Estas palabras no las ha tenido que escuchar el ministro. Pero el aplauso del presidente del Gobierno no fue ayer para los sanitarios, fue para su candidato electoral", ha concluido.