25 nov 2020

Ir a contenido

NO LA OLVIDARÁ

Paco habla de su primera noche de sexo con su pareja en 'First dates': "Fue increíble, incluso lloré"

El comensal del dating también le quitó importancia al hecho de que su madre y su no novia no se caigan bien

Redacción Yotele

Paco en ’First Dates’.

Paco en ’First Dates’. / CUATRO

El restaurante de 'First Dates' es un lugar en el que las vidas de muchas personas pueden cambiar para bien. Este es el caso de Paco, un empresario cordobés de 31 años, que regresó al dating de Cuatro para contarle a Carlos Sobera y a todo su equipo qué tal va su relación con Teresa, una chica valenciana que conoció allí en el año 2019: "Tuvimos más citas. Ella vino a Montilla a pasar unos días y luego yo fui a Valencia".

"Mi primer encuentro íntimo con ella fue increíble. Incluso lloré, no de tristeza, sino de emoción", explicó el cordobés en un total a cámara, asegurando posteriormente que ya la había presentado a su familia y que su madre estaba un poco distante con ella: "Bueno, le daría tiempo al tiempo. Lo que a ella no le gusta de Teresa ahora mismo es que le cuenten un chiste o algo gracioso y se ría de golpe. Parece que le sienta mal".

Lo cierto es que Paco también regresó al dating de Cuatro con una clara intención, ya que quería convencer a Teresa para que se fuese a vivir con él a Montilla, su localidad natal, pero en un piso sin sus padres: "Yo tengo más complicado irme a Valencia porque tengo mi empresa, tengo mi cartera de clientes y trabajo para muchos ayuntamientos".

"Por Teresa siento de todo. Amor, calidez, pasión... Es indescriptible. Son tantas cosas las que puedo decir que tendría que gastaría la mina de un lápiz escribiéndolo", dijo Paco ante las cámaras después de que el programa les sentasen en la misma mesa en la que se conocieron, lugar en el que también hablaron de la posibilidad de hacer dos bodas en Montilla y Valencia, algo que ella no le hizo gracia: "No me gusta tanta fiesta. Que se va mucho gasto".

Al llegar a los postres, Paco le echó valor y le propuso irse a vivir juntos, algo que fue respondido con un 'sí' por Teresa, aunque un poco con la boca pequeña: "Cuando me diga adiós mi jefe hasta luego, me quede paro y ahorre un poco, me voy a vivir con él, porque tampoco vamos a vivir de las nubes".