26 oct 2020

Ir a contenido

CHARLA CON PABLO MOTOS

Woody Allen en 'El hormiguero': "Pensaba que en el mundo había un número limitado de tontos"

El director de cine participó en el programa de Antena 3 para presentar 'Rifkin's Festival', su nueva película

Redacción Yotele

Woody Allen en 'El hormiguero': "Pensaba que en el mundo había un número limitado de tontos"

Los espectadores de 'El hormiguero' viajaron este miércoles hasta Nueva York. Allí se encontraba Woody Allen, que aceptó la invitación del programa de Pablo Motos para presentar 'Rifkin's Festival', su nuevo largometraje. Esta comedia romántica, que llega a los cines este viernes 2 de octubre, narra la historia de un matrimonio estadounidense que se queda prendado del Festival de San Sebastián.

Además de hablar de su última película, Allen reconoció que ha empezado a pensar en su retirada como director: "Mi próxima película será la número 50 y es verdad que alguna vez he pensado que igual son bastantes. Habrá que ver cómo está el mundo cuando haga esa película, pero si fuera posible me gustaría hacer una más. Es cierto que después me voy a replantear las cosas y ver qué pasa".

Por otro lado, Allen afirmó en el programa de Antena 3 que no le da ninguna importancia a las críticas. "No he leído ni una entrevista ni una crítica sobre mí desde hace 45 años. No es que me sienta vulnerable, pero cuanto menos pienses en tu trabajo y en lo que piensen de él, mejor será", apuntó el escritor, que hizo referencia a la película 'Candilejas' de Charles Chaplin: "Hablaba de que cuando el artista empieza a pensar demasiado en su obra se pierde. Es mejor trabajar y no leer sobre lo maravilloso o lo horrible que eres".

Como era de esperar, el coronavirus también se coló en la conversación de Pablo Motos con Woody Allen, que definió la pandemia como una "maldición". "Llevamos meses confinados, no hemos podido ir a restaurantes o ver a los amigos, es una cosa espantosa. La cosa me temo que no va a cambiar hasta que tengamos la vacuna y la gente se sienta segura para salir, ir al cine o a los teatros", señaló el director.

Allen criticó el comportamiento que han tenido las personas que no se han tomado en serio la enfermedad: "Me ha sorprendido cuánta gente del mundo ha hecho tanto el tonto. Podría haber sido mucho más leve y mucho más corta si todo el mundo se hubiera comportado bien". "Pensaba que en el mundo había un número limitado de tontos, no me había dado cuenta de que hay tantos. Personas en puestos de liderazgo, cargos intermedios y gente normal y corriente han empeorado la cosa", lamentó el neoyorkino, que a pesar de todo se mostró optimista de cara al futuro: "Estoy seguro de que la vida volverá a la normalidad".