12 ago 2020

Ir a contenido

CON SORPRESA INCLUIDA

Betty y Giuseppe protagonizan un emotivo reeencuentro en 'First Dates': "No hay distancia que valga"

La señora aseguró en el dating de Cuatro que ambos formaban una hermosa pareja y que ya han dado importantes pasos en su relación como conocer a sus respectivas familia

Redacción Yotele

Giuseppe y Betty en la barra del restaurante de ’First Dates’.

Giuseppe y Betty en la barra del restaurante de ’First Dates’. / CUATRO

'First Dates' también nos puede demuestrar que nunca es tarde para encontrar el amor de nuestras vidas. El restaurante volvió a abrir sus puertas a Betty y Giuseppe, una pareja de ancianos, que regresaron al dating para contarles a Carlos Sobera y su equipo cómo le estaba yendo en su relación: "El programa nos da razón para vivir, ganas de seguir viviendo a la vejez".

"Encontré a un cabellero. Me gustaría que fuese el único y el último hombre a esta edad de mi vida. No pretendo nada más. Nos hablamos todos los días, nos vimos, vino a Milán a verme, fuimos a Venecia, conocí a varios de mis hijos… Formamos una hermosa pareja. No hay distancia que valga. Nunca es tarde. Una llamada aunque uno no esté cerca sirve para mantenernos vivos", le dijo Betty al presentador al entrar en el local.

Después de que se saludasen muy efusivamente, ya que hacía tiempo que no veían en persona, Betty siguió dedicándole palabras muy bonitas a Giuseppe, mostrando también su deseo porque su relación tenga mucho futuro: "Lo he visto sensible como siempre, tierno como siempre y con ganas de vivir como las tengo yo. Vamos a ver si Dios nos ayuda en eso de poder terminar nuestros días juntos".

La verdad es que ambos disfrutaron de una velada bastante amena, llegándose a emocionar por el regalo que le hizo el programa para que siguiesen disfrutando de su amor. "Como sabíamos que teníais muchas ganas de hacer un crucero, os queremos invitar una semana a bordo de un crucero por el Mediterráneo para amaros y disfrutar mutuamente de ese barco maravilloso", aseguró Carlos Sobera.