09 ago 2020

Ir a contenido

LOS COMPARAN

El sorprendente posado motero de Fernando Simón que hecho viral a Mario Casas de rebote

El epidemiólogo se ha convertido en un personaje muy popular tras ser el rostro del Gobierno durante el estado de alarma por la Covid-19

Redacción Yotele

El sorprendente posado motero de Fernando Simón que hecho viral a Mario Casas de rebote

La crisis de la Covid-19 ha catapultado al olimpo de la fama a Fernando Simón, el director de emergencias sanitarias, que ha estado al frente de la comunicación oficial de la pandemia en las ruedas de prensa que ha venido ofreciendo a diario. El doctor se ha convertido en un personaje muy popular y querido, por su enorme dedicación y por su carácter tímido y amable.

Una vez que el Gobierno levantó el estado de alarma y el país ha comenzado la desescalada y a entrar en la nueva normalidad, Simón sigue con su trabajo diario en la lucha contra el virus pero ha accedido a posar por primera vez en un sorprendente reportaje para El País Semanal, en el que sale con una moto y con chaqueta de cuero que está arrasando en las redes.

En la imagen de portada, se le ve subido al vehículo y mirando a cámara, como si fuera un modelo profesional. La excusa para esta sesión, además del indudable tirón que tiene el personaje, es que es en este medio de transporte el elegido por Simón para acudir cada día a su trabajo en el Ministerio de Sanidad.

La sesión fotográfica ha recibido ya tanto críticas negativas como positivas, además de multitud de memes, que le han comparado desde con Arnold Schwarzenegger en modo Terminator, hasta con Mario Casas, por la película 'A tres metros sobre el cielo'.

De hecho, el protagonistas de series como 'El barco' se ha convertido en trending topic en Twitter y en la mañana de este jueves 2 de julio era uno de los personajes más buscados en la red social por culpa del sorprendente posado fotográfico de Fernando Simón.

El epidemiólogo vuelve de esta manera a convertirse en tendencia por causas ajenas a su trabajo sanitario tras conocerse que había gente que estaba fabricando camisetas con su imagen estampada. Entonces, dijo que no le parecía mal, pero pidió que se destinara un porcentaje de los beneficios a causas sociales.