30 nov 2020

Ir a contenido

HUMORISTA INDIGNADO

Jorge Cadaval denuncia el contradictorio protocolo de seguridad del AVE con un sensato mensaje: "¿Por qué no los teatros?"

El componente de 'Los Morancos' pide explicaciones por la saturación y la falta de distancia social en el interior de los trenes y se pregunta el motivo por el que sí preocupa que esto no ocurra, por ejemplo, en los teatros

Redacción Yotele

Jorge Cadaval denuncia el contradictorio protocolo de seguridad del AVE con un sensato mensaje: "¿Por qué no los teatros?"

Parece que la denominada "nueva normalidad" se asemeja bastante a la que teníamos antes de la declaración del estado de alarma. O dicho de otra manera, parece que se nos ha olvidado todo lo que ha ocurrido en estos tres meses de confinamiento y los protocolos de seguridad más básicos para evitar la transmisión del coronavirus no se están respetando como es debido en numerosos espacios públicos y medios de transporte.

Así lo ha comprobado en primera persona Jorge Cadaval, que se vio sorprendido para mal en un viaje de trabajo a Madrid que realizó en Ave por las contradictorias medidas llevadas a cabo por Renfe. El humorista ha relatado a modo de denuncia en su cuenta de Instagram cómo ha sido su experiencia en el tren de alta velocidad, que iba completamente lleno como si ya hubiéramos superado la crisis sanitaria.

"Atención, pregunta: ayer me fui a Madrid a trabajar. Llego al Ave, y en el acceso todas las medidas de seguridad, la mascarilla, la distancia de dos metros... pero cuando entramos dentro del vagón, todo está lleno hasta la bandera y no hay distancia que valga. ¿Cómo puede ser que fuera sí y dentro no? ¿Me lo pueden explicar, por favor? Y otra pregunta: El Ave puede ir todo lleno hasta la boca pero, ¿los teatros no? Si podéis, agradecería que alguien me diera una buena explicación porque yo, no lo entiendo".

El mensaje del integrante de 'Los Morancos' no puede ser más sensato. Nos han convencido de la teoría de la recirculación del aire en el interior de los aviones para justificar la ausencia de distancia de seguridad pero en los trenes no cuela. Porque por esa regla de tres, como afirma Cadaval, podrían llenarse por completo los teatros y las salas de cine sin necesidad de reducir su ocupación por debajo del 50%.

Dejando aparte la falta de responsabilidad de algunas personas, sorprende que no exista un protocolo estricto de actuación por parte de Renfe, que además, por lo que parece, no está procediendo a aplicar una reducción en el número de pasajeros en los trenes habilitados y se están vendiendo todos los asientos disponibles.