11 ago 2020

Ir a contenido

DISPONIBLE ESTE JUEVES

Amazon Prime Video rescata 'Confianza ciega', el precursor de 'La isla de las tentaciones' que emitió Antena 3 en 2002

La plataforma de vídeo bajo demanda estrenará el 4 de junio la primera temporada del recordado reality show

Redacción Yotele

Amazon Prime Video rescata 'Confianza ciega', el precursor de 'La isla de las tentaciones' que emitió Antena 3 en 2002

Ante la cada vez mayor apuesta por el género de la telerrealidad en las plataformas de vídeo bajo demanda, Amazon Prime Video ha decidido rescatar uno de los realities más recordados de Antena 3. 'Confianza ciega', el formato producido por Zeppelin ('Gran Hermano') y presentado por Francine Gálvez en el año 2002, tendrá una segunda vida en el catálogo del servicio de streaming a partir de este mismo jueves, 4 de junio.

'Confianza ciega' es el precursor de 'La isla de las tentaciones', el reality emitido por Mediaset durante el primer trimestre de 2020 que se ha convertido en todo un fenómeno social y de audiencias. El espacio de Antena 3 también contó con una aceptable acogida en su momento, consiguiendo una media del 22,2% de cuota de pantalla. Destacó especialmente entre los jóvenes, alcanzando un 35% de share en esa franja de edad.

Francine Gálvez fue la encargada de presentar 'Confianza ciega', un proyecto que recuerda con cariño. "Fue una apuesta arriesgada, pero salimos ganando. El compromiso de todo el equipo por hacer un buen reality, cuando el género estaba casi en pañales, fue clave y por eso dejó huella en la memoria colectiva española. Me siento muy honrada de haber participado en una aventura única, que me dio grandes enseñanzas profesionales y personales", recuerda en un comunicado.

Así era 'Confianza ciega'

Los participantes, que no concursaban por un premio final ni estaban aislados del exterior, disfrutaban durante 16 días de diversas actividades sin sus parejas habituales, de las que permanecían separadas a una distancia mínima de 100 metros. Divididas en dos casas ubicadas en el Algarve portugués, la amarilla y la azul, estas parejas convivirían con jóvenes solteros y atractivos -Los Seductores y Las Seductoras- mientras que 70 cámaras grababan, durante 24 horas al día, lo que sucedía en ambas casas, con la excepción de dormitorios y baños.

En total, y gracias a seis señales continuas, se proporcionaron 2.300 horas de grabación que nos dejaron grandes momentos televisivos que todavía forman parte de la memoria de los espectadores y que ahora vuelven a estar disponibles. Cada casa disponía de un lugar de visionado donde se sembraba la duda entre las parejas.

Uno a uno, los participantes veían cómo había transcurrido la convivencia de sus respectivas parejas durante el día anterior con sus Seductores o Seductoras, lo que pondrá a prueba la confianza ciega en la pareja, ya que lo que ven en la pantalla puede ser realidad o ficción. Los participantes contaban con tres comodines que podían emplear en cualquier momento y así expulsar a los seductores y seductoras de forma temporal o permanente, u observar en directo a sus parejas.