23 sep 2020

Ir a contenido

EN LA OEPM

Fani registra como marca el grito viral '¡Estefaníaaaa!' de 'La isla de las tentaciones'

La concursante habría acudido a la Oficina Española de Patentes y Marcas para solicitar la inscripción del grito que popularizó Christofer

Redacción Yotele

Fani registra como marca el grito viral '¡Estefaníaaaa!' de 'La isla de las tentaciones'

Millones de espectadores siguieron semana tras semana 'La isla de las tentaciones', el formato revelación emitido por Telecinco y Cuatro durante el primer trimestre televisivo del año. Pero sin duda, si hubiera que destacar un solo momento del reality show sería el mítico grito que popularizó Christofer al enterarse de que su pareja le había sido infiel con otro chico. 

"¡Estefaníaaaa!", exclamó tras ver las imágenes que le rompieron el corazón. Una escena inolvidable que se convirtió en uno de los mayores fenómenos virales de los últimos tiempos, con el joven chileno corriendo sin rumbo por la playa y llamando desesperadamente a su novia. Teniendo en cuenta la repercusión del grito, no es de extrañar que la propia Fani haya decidido mover ficha. 

Según desvela Cinco Días, la actual concursante de 'Supervivientes' ha registrado la palabra 'Estefaníaaaa' en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Antes de poner rumbo a Honduras, habría solicitado la inscripción de su nombre seguido de tres aes, lo que le permitiría vender en exclusiva todos los productos de merchandising que pudieran llevar inscrito el desgarrador grito de Christofer.

El citado medio recoge que si todo sale según lo previsto, Fani pasaría a tener el derecho exclusivo de la marca. Incluso podría oponerse al registro de otras versiones que pudieran dar lugar a confusión. De esta forma, si otra persona quisiera utilizar la marca, tendría que negociar con la participante del reality para obtener una licencia sin incurrir en una infracción. 

Para inscribir la palabra que tanto dolor le causó a Christofer, que finalmente decidió perdonar a Fani y retomar su relación con ella, la joven ha tenido que pagar una tasa de 125 euros. En el caso de que hubiera contado con los servicios de un especialista, se sumarían otros 250 euros en concepto de gastos de tramitación y asesoramiento.