21 feb 2020

Ir a contenido

NO ENCAJARON

Las discrepancias de dos comensales sobre el sexo arruinan una cita en 'First Dates Crucero': "Te veo un mujeriego"

Irene y Christian tuvieron una cita con las relaciones sexuales como tema principal

Franc Recio

Las discrepancias de dos comensales sobre el sexo arruinan una cita en 'First Dates Crucero': "Te veo un mujeriego"

‘First Dates Crucero’ sigue intentando formar parejas mientras surca el Mediterráneo, aunque no todas las veces lo consiga. En la última entrega del programa de Cuatro, una de las citas de la noche no salió como sus protagonistas hubieran querido. La velada de Christian e Irene, dos jóvenes de 24 años, se vio truncada por sus claras diferencias sobre el sexo. 

Desde un primer momento, el chico admitió en su presentación la importancia que tiene para él el ámbito sexual en sus relaciones: "Lo veo muy importante por si no te gusta cómo lo hace". Además no dudó en decir cómo se ve en la cama: "Me considero un Christian Grey". Por su parte, Irene reconoció considerarse alguien muy espiritual en todos los sentidos.

A pesar de gustarse el uno al otro a primera vista, a medida que avanzaba la noche y a raíz de los temas sexuales que iba sacando Christian, la chica cada vez lo veía con peores ojos. "Mi padre es un fenómeno, con 15 años me traía los condones", llegó a soltar durante la cena. 

Tras insistir en diferentes asuntos relacionados con el tema, Irene le transmitió la sensación que le estaba causando: "Me pareces un mujeriego". Ante esta confesión, el joven se excusó: “Siempre he tenido la fama de guarro, pero vengo buscando otras cosas”. A pesar de ello, a su cita no le acabó de gustar el argumento: "El sexo del que hablas lo veo vacío". "Su forma de verlo es la de todos los hombres, es uno más", añadió más tarde.

En la decisión final, ambos evidenciaron que no encajaban en la visión del sexo que tenían uno y otro. “Yo me veo más pasional”, admitía Christian. Por su parte, Irene volvió a decir lo que pensaba sin reparos: "Te fijas de primeras en lo sexual. Tienes la serotonina por las nubes". Tras estas palabras, ambos declinaron la posibilidad de seguir conociéndose a bordo del barco.