20 feb 2020

Ir a contenido

EN 'SÁBADO DELUXE'

Cristina Cifuentes habla de 'Supervivientes', se reconoce "una apestada en el PP" y opina de Soraya: "Le falta empatía"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se abrió en canal en 'Sábado Deluxe' hablando claro del que fuera su partido, así como del episodio que le costó su carrera política y de su negativa a participar en el reality de Telecinco

Redacción Yotele

Cristina Cifuentes habla de 'Supervivientes', se reconoce "una apestada en el PP" y opina de Soraya: "Le falta empatía"

La entrevista de Cristina Cifuentes en 'Sábado Deluxe' se ha convertido en el gran bombazo del programa en mucho tiempo. La expresidenta de la Comunidad de Madrid acudió al plató de Telecinco para hablar a corazón abierto y sin tapujos de su abrupta salida de la política tras su polémico máster y el infame vídeo en el que se llevaba unas cremas en un supermercado, de su visión personal del Partido Popular, así como de aspectos de su vida y de su supuesta participación en 'Supervivientes', entre otras cuestiones.

Pese a que primero tuvo una charla en privado con Jorge Javier Vázquez nada más comenzar el programa, la entrevista en el set central con los colaboradores habituales quedó inexplicablemente relegada a la franja de medianoche para dar prioridad a Mila Ximénez, que ocupó las primeras casi dos horas con su regreso al espacio tras su paso por la casa de 'GH VIP'.

Cristina Cifuentes no evadió ningún tema, comenzando por la sorprendente propuesta de Telecinco para participar en 'Supervivientes', filtrada por la propia cadena en 'El programa de Ana Rosa' y que rechazó antes de Navidad, como adelantó en exclusiva YOTELE el pasado 7 de enero y confirmó ella misma dos días después: "No iré porque ya soy una superviviente demostrada de la vida. He estado al borde de la muerte tres veces", aseguró. "Es cierto que me lo propusieron pero que lo haya aceptado se lo han inventado".

Después de tres años y medio como delegada del Gobierno en Madrid y otros tres como presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes dio por finalizada su carrera política hace casi dos años tras salir a la luz que supuestamente había obtenido un máster en la Universidad Rey Juan Carlos sin haber ido a clase ni haberse tenido que presentar a exámenes, con el remate final del famoso vídeo de las cremas.

"Es verdad que me llevé las cremas pero no fui consciente de ello", comenzó diciendo. "He manejado presupuestos públicos de 60 mil millones de euros y nadie puede decir nada malo de mi gestión en los cargos públicos en los que he estado. Jamás me beneficié de nada y dejé la política con menos de lo que tenía cuando empecé", dijo lamentando que tuviera que verse obligada a abandonar por causas ajenas a su labor. Además, aclaró que no es cleptómana.

Los zascas de Cifuentes al PP y el mensaje sorpresa de Pablo Iglesias

Durante su entrevista en Telecinco, Cifuentes no dudó en lanzar varios zascas al Partido Popular: "Me sentí sola en mi partido y me trataron como a una apestada. Se me quiso echar de la política y destruirme a nivel personal. El principio del fin fue cuando decidí llevar ante la fiscalía al anterior gobierno madrileño. Desde entonces estaba sentenciada y lo que posteriormente me ocurrió lo decidieron unas personas concretas en un despacho", dijo confirmando la existencia de "fuego amigo".

Siempre se consideró un verso suelto en el PP tras haberse manifestado públicamente sobre cuestiones sensibles en dirección contraria al ideario del partido, como la ley para que las personas del mismo sexo pudieran contraer matrimonio, pero nunca imaginó un final como el que tuvo. "Es cierto que me convertí en una persona molesta. Tras lo ocurrido, me decepcionó mucha gente, sobre todo algunos con los que trabajaba estrechamente y que cuando pasó todo, desaparecieron".

No obstante, guarda buen recuerdo del que tantos años ha sido su partido político, en el que reconoce haber tenido tanto amigos como enemigos. Presumió de su cercanía a María Dolores de Cospedal y no ocultó su fría relación con Soraya Sáenz de Santamaría: "Fue una buena vicepresidenta pero le faltó empatía. Y yo no le caía bien", comentó. Con Isabel Diaz Ayuso fue políticamente correcta aunque demasiado evidente. Cuando Jorge Javier le preguntó si creía que era la mejor opción para ocupar el que fuera su cargo en la Comunidad de Madrid, respondió: "Le tengo cariño y es la persona que han elegido los madrileños".

No obstante, también ha sentido apoyo por parte de mucha gente y concretamente del líder de uno de los partidos con los que la exdirigente había sido más crítica:''Para bien me ha sorprendido mucha gente. En la calle solo he recibido cariño, además de llamadas de algunas personas que no me esperaba, como la de Pablo Iglesias, que me dijo que el linchamiento al que me habían sometido fue aberrante".