19 sep 2020

Ir a contenido

SE VA DEL PLATÓ

El gran enfado de Raquel Bollo con la dirección de 'Sálvame': "No me vais a pisotear"

La colaboradora se sintió dolida por la forma que tuvo el programa de desvelar una información relacionada con sus hijos

Redacción Yotele

El gran enfado de Raquel Bollo con la dirección de 'Sálvame': "No me vais a pisotear"

'Sálvame' cebó durante la tarde de ayer que tenía un regalo muy especial para Raquel Bollo. Y a última hora, en medio de la versión 'banana' del formato, Kike Calleja entró en plató para lanzarle una pregunta que minutos después desataría el caos: "¿Vas a ser abuela por partida doble?". "De momento, voy a ser madre. ¡Me voy!", soltó la colaboradora para sorpresa de todos sus compañeros. 

De esta forma, Bollo quiso desviar la atención: "Os acabo de dar yo una bomba. Aquí si jugamos a los juegos, yo tampoco voy a decir nada". Aunque en un primer momento se mantuvo tranquila, finalmente no pudo contenerse y estalló contra la dirección del programa por la forma en la que había desvelado la información relacionada con sus hijos: "No sé yo si le hacéis lo mismo a los hijos de todos. No somos todos iguales, porque a otros al menos se lo preguntan antes"

"Hombre, siempre lo mismo", decía por lo bajo Bollo mientras su cabreo iba en aumento. "Lo primero es que me ponen a mí en un problema. Lo hicieron una vez, no escarmentaron y lo han hecho una segunda", explicaba la tertuliana antes de dirigirse al director del programa: "Os voy a decir una cosa. Me habré ido dos años, pero he vuelto y en mi trabajo cumplo. He dado mucho y sigo dando mucho. Aquí de tercera no hay nadie, soy de primera como todos los demás"

Muy enfadada, Bollo se levantó de su silla y acabó estallando: "Hay una cosa que se llama humanidad, por lo menos preguntadmelo a mí primero. Ya está bien, he aguantado muchísimas cosas. Soy prudente, pero no soy tonta. Mis hijos no han hecho daño a nadie, le han dado mucho a este programa. No sé si todos pueden decir lo mismo". 

"A mí me metéis en un marrón. Me ponéis en una tesitura muy fea. Soy educada, prudente, pero no soy mongola y no me vais a pisotear. Para comer todavía tengo, gracias a dios. Trabajo aquí como todo el mundo, para pagar a Hacienda no solo yo, la mitad de los que estamos aquí, que todos hemos debido", finalizó la colaboradora mientras algunas de sus compañeras, como Belén Esteban, intentaban tranquilizarla sin éxito, ya que acabó abandonando el plató indignada.

Temas Sálvame