Ir a contenido

ANÁLISIS

'Gran Hermano' cumple 20 años: así ha evolucionado el formato en España

El reality show por excelencia inició sus emisiones en Holanda el 16 de septiembre de 1999

Redacción Yotele

'Gran Hermano' cumple 20 años: así ha evolucionado el formato en España

'Gran Hermano' cumple este lunes, 16 de septiembre, 20 años de historia. El reality show por excelencia acumula dos décadas de vida a lo largo de todo el mundo, siendo España uno de los países que más ediciones ha emitido junto a Reino Unido. No es de extrañar, teniendo en cuenta el gran rendimiento que el formato, que comenzó sus emisiones en Holanda en 1999, ha cosechado en Telecinco desde su estreno el 23 de abril del 2000. Y es que, a pesar de que una gran parte de la sociedad desprecia y reniega de este tipo de televisión, los audímetros no mienten y continúa batiendo récords de audiencia en nuestro país, actualmente, con la versión VIP. 

España fue el tercer país que apostó por la emisión de 'Big Brother', título original del formato que incluso antes de su llegada a Telecinco ya estaba rodeado de polémica. Por eso mismo, la cadena le encomendó la labor de presentarlo a una periodista con una trayectoria indiscutible: Mercedes Milá. La profesional mostró su devoción por el programa desde el minuto uno y se convirtió en el rostro por excelencia de 'Gran Hermano', espacio que defendió con uñas y dientes durante las quince ediciones que capitaneó. Por méritos propios se ganó el cariño incondicional de los fans más acérrimos de 'GH', como quedó demostrado tras su salida voluntaria al frente del reality en 2016.

Una primera edición de récord

"Bienvenidos a la vida en directo". Con esas palabras, Mercedes Milá daba el pistoletazo de salida al programa de televisión que cambiaría las reglas del juego. "Hay gente que piensa que esta fecha va a marcar un antes y un después en la historia de la televisión en España. Si así fuera, les confieso que estoy muy orgullosa de estar esta noche aquí y de empezar este trabajo en esta cadena", avisaba la periodista. Y así fue. 'Gran Hermano' se convirtió en un auténtico fenómeno social y de audiencias, consiguiendo una audiencia media del 51,1% de cuota de pantalla, más de 28 puntos por encima de la media anual de Telecinco (22,3%). Además, fue uno de los principales temas de conversación entre la gente de a pie y acaparó numerosas portadas e incluso minutos en los informativos. 

Con un 42% de los votos, Ismael Beiro se convirtió en el ganador de una primera edición de 'Gran Hermano', que se saldó con el abandono voluntario de cuatro concursantes: Silvia, Mónica, Nacho y Jorge Berrocal. A este último siempre se le recordará por su romance con María José Galera y por pronunciar una de las frases más míticas de la pequeña pantalla: "¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza?". Cabe recordar que, por aquel entonces, los expulsados eran recibidos a la salida de la casa por Fernando Acaso, que también se encargaba de presentar los resúmenes diarios. Pepe Navarro, Sandra Barneda, Carolina Ferre, Jesús Vázquez, Paula Vázquez, Jordi González, Óscar Martínez, Lucía Riaño o Jorge Javier Vázquez son otros de los profesionales que han formado parte del formato como presentadores de galas, resúmenes o debates. 

La constante reinvención del formato

Aunque la esencia no ha cambiado, poco queda de aquellas primeras ediciones en las que los valientes que se atrevían a vivir la experiencia no sabían dónde se estaban metiendo. Con el paso de los años, los habitantes de Guadalix de la Sierra han ido ingresando en la casa más famosa de la tele con más conocimientos del concurso, pero evidentemente, Telecinco y Zeppelin siempre han sabido cómo darle una vuelta de tuerca al formato para descolocar a los concursantes con nuevas mecánicas y elementos que también sirven de revulsivo para que no decaiga el interés del espectador. 

Por ejemplo, la octava edición de 'Gran Hermano' sorprendió al escoger a su último concursante por sorteo y en pleno directo desde los exteriores de Telecinco. La novena temporada fue la primera en repescar a un concursante y en introducir a dos gemelas que jugaron un papel esencial, intercambiándose a lo largo de las semanas sin que sus compañeros supieran el secreto del que sí era partícipe la audiencia. Seis años después, la cadena apostó por una edición en la que los protagonistas concursaron en pareja, mientras que 'Gran Hermano 16' fue la edición de los secretos. En 2004, Telecinco emitió la primera edición de 'GH VIP', variante que recuperó en 2015 con la participación estelar de Belén Esteban. 

Gran parte del éxito de 'Gran Hermano' recae en el trabajo que año tras año realiza el equipo de casting, que selecciona perfiles muy potentes con un carácter muy televisivo que no decepcionan a la hora de crear tramas durante los tres meses que dura la convivencia. Actualmente, muchos de ellos aprovechan su paso por el reality como el trampolín perfecto para hacerse un hueco en el universo de Mediaset e incluso con un asiento en las diferentes tertulias de la cadena. El grupo, por su parte, también se aprovecha de estos descubrimientos para retroalimentar sus programas estrella como 'Sálvame'. 

Una casa camaleónica

La casa es un personaje más en 'Gran Hermano' y, como tal, también se renueva cada temporada. Es, además, uno de los ejemplos que demuestran la gran evolución tecnológica que hemos experimentado durante los últimos 20 años, también a nivel televisivo. En la primera edición era más austera y similar a una vivienda real. Contaba con 29 cámaras y 60 micrófonos, un despliegue de medios que hasta el momento no se había visto en televisión. En 'Gran Hermano 16', el número de cámaras -de último modelo- se elevó a 74 y el de micrófonos a 100. Lo que no ha variado es la llamada cruz de cámaras, el laberinto de pasillos donde están colocadas las cámaras móviles que graban todo lo que ocurre entre las paredes de la casa. Más allá de esto, el hogar de los concursantes también se han transformado con una decoración más acorde a cada época e incluso con nuevas estancias y elementos: cuadra para animales, piscina, un búnker o incluso dos casas. 

'GH Revolution', el declive que 'GH VIP' pudo remediar

Tras 17 ediciones siendo líder, 'Gran Hermano' tropezó en Telecinco con su 18ª entrega y se convirtió en la menos vista de la historia del reality. 'GH Revolution' no empezó con buen pie con una gala protagonizada por 100 aspirantes, de los que únicamente 20 consiguieron una plaza como concursantes de pleno derecho. El estreno consiguió un escueto 16,8% sin apenas llegar a los 2 millones de espectadores, datos que empeoró en semanas posteriores hasta registrar un 15,4% y 1,7 millones en su gala final. 

No obstante, este fracaso no supuso la muerte del formato en nuestro país. Telecinco lo apostó todo a la sexta edición de 'GH VIP', que llegó en septiembre de 2018 ante un prometedor 24,9% de cuota de pantalla y 2,4 millones de espectadores. La final, en la que Miriam Saavedra se proclamó como ganadora, alcanzó un espectacular 32,6% con 3,6 millones, lo que garantizó que la casa de Guadalix volvería a llenarse de concursantes VIP, cerrando las puertas de esta forma a nuevas ediciones con anónimos. 

Telecinco estrenó tan solo unas semanas después de 'GH Dúo', una nueva versión con famosos que participaban en pareja. Esta nueva edición, que también arrasó en audiencias, se sumó a las otras variantes del concurso que Telecinco ha puesto en marcha durante los 20 años de historia del formato: 'GH VIP' y 'GH: el reencuentro'

Temas: Gran hermano