Ir a contenido

EN SU BLOG

Karmele Marchante reaparece para subirse al carro de las acusaciones contra Plácido Domingo: "Se acercó demasiado"

La ex colaboradora de 'Sálvame' habla de una supuesta experiencia que protagonizó el tenor español después de que varias mujeres le acusasen de presuntos abusos sexuales

Redacción Yotele

Karmele Marchante y Plácido Domingo

Karmele Marchante y Plácido Domingo

Las denuncias hacia Plácido Domingo por parte de varias mujeres siguen generando una importante oleada de reacciones. Después de la defensa que Paloma San Basilio hizo de él, Karmele Marchante ha reaparecido para hablar de una experiencia que vivió con el tenor en el Liceu de Barcelona durante los años 80 en su blog en El Huffington Post: "A solas él y yo, más o menos  a media tarde. En su camerino. Cuando cerré el magnetofón se acercó más de la cuenta".

"Con cara de “a mí me está todo permitido”, me invitó al mismo hotel en el que se alojaría en Nueva York una semana después y donde de paso lo podría admirar (sic) en el Metropolitan Opera . Y “como teníamos amistades en común”, salir a cenar luego. Algo sonó en mi interior a encerrona rara y me aparté, justo en el mismo instante en el que entraba sin llamar Marta Ornelas, su esposa y poderosa ama del ego y las miserias que casi la mayoría de los hombres mayúsculos tienen como talón de Aquiles", asegura la periodista. 

Después de ese momento y creyendo que pensó algo más de lo que vió, la periodista afirma que se despidió fugazmente de él, viendo como el tenor retorcía su mano, supuestamente, miedoso de la reacción: "Traspuesta, marché a mi casa y llamé a personas amigas que sabía podrían consolarme. A las dos en punto de la madrugada sonó mi teléfono, que no cogí yo (por eso hay testimonio). Era Plácido desde Viena para disculpar a su cónyuge y no a él mismo. Sin embargo mantenía la invitación".

"No fui a Nueva York a pesar de que envió un boleto en primera, y no volví a verlo hasta un rodaje de El Barbero de Sevilla, durante los fastos del 92. Nada salió de su gran laringe mientras volvía a entrevistarle", apunta Karmele Marchante en dicha publicación.