Ir a contenido

ENTREVISTA YOTELE

Jesús Vázquez estrena 'Me quedo contigo': "Acepté cuando me dijeron que iba a recuperar el registro de 'Allá tú'"

Hablamos con el presentador gallego sobre su nuevo programa en el prime time de Telecinco, entre otros asuntos

Redacción Yotele

Jesús Vázquez estrena 'Me quedo contigo': "Acepté cuando me dijeron que iba a recuperar el registro de 'Allá tú'"

Jesús Vázquez toma el testigo de ‘Supervivientes 2019’ en las noches de los jueves con ‘Me quedo contigo’. El presentador gallego ayudará a 20 madres a encontrar la pareja ideal para sus respectivas hijas en este nuevo dating show producido por Fremantle España (‘Got Talent’, ‘Adivina qué hago esta noche’), que contará con muchos momentos divertidos y de emoción. Horas antes de su estreno en Telecinco, YOTELE habla con Jesús Vázquez sobre este nuevo programa, entre otros asuntos.

¿Qué vamos a ver en ‘Me quedo contigo’ a partir de este jueves? 

'Me quedo contigo' es la revolución de los programas de citas. Es un formato que se ha realizado en más de 30 países distintos durante estos últimos años. En España, Mediaset decidió comprarlo y Fremantle, como son tan creativos y salados, le han dado una vuelta, haciendo por primera vez esta versión que veremos en Telecinco.

¿Cuál es esa vuelta que le habéis dado a formato? 

En el resto de países, los participantes son 20 chicas y 1 soltero. Ellas lo van conociendo y, en el caso de que no les guste, pulsan y apagan su atril. Pero, en esta adaptación, las que participarán son las madres de las candidatas,  mientras que ellas estarán en un ‘pisito’, espacio que no tienen las otras versiones del mundo, pero sin poderse comunicar con ellas.

Entonces, ¿las madres decidirán por sus hijas?

Con el conocimiento que tienen, sí, las madres escogerán por sus hijas. A partir de ahí se genera todo tipo de situaciones surrealistas, extrañas e inesperadas porque las madres no aciertan siempre, ya que o no conocen bien a sus hijas, eligiéndoles chicos que no les gustan, o apagan el atril cuando les gustan mucho. Esto todo nos permite jugar mucho más respecto al resto de los países que solo tienen a las chicas. Aquí estamos de subidón todo el rato. 

¿Por qué finalmente ‘Me quedo contigo’ se va a emitir en Telecinco y no en Cuatro, como se planeaba en un principio? 

Bueno, ahora hacemos ‘televisión transversal’. En realidad, todos somos Mediaset y no hay problema. Mira el éxito de ‘Supervivientes 2019’ moviéndose entre las dos cadenas. El emitirlo en Cuatro omenzó como idea abstracta cuando se pensó en el formato, pero al grabar y editar los primeros nos preguntamos por qué no emitirlo en Telecinco y en prime time.

Por lo que hemos visto, vuelves a una faceta muy similar a la que te vimos en ‘Allá tú’. ¿Piensas igual? 

Es exactamente lo que hable con Mediaset y Fremantle cuando preparamos el programa. Dijeron que querían que recuperase ese registro porque era una faceta en la que iba a funcionar muy bien. Con mucha empatía con los concursantes, con todas las payasadas que quiera, dejándome llevar, saliendo y entrando en el formato para meterme en jardines… Ahí me siento muy cómodo. Con muy poco guión. Una vez que te sabes la mecánica, te sale automáticamente.

Por lo tanto, cada programa serán de su padre y de su madre. 

Eso es otra cosa maravillosa. Todos los programas son diferentes y nunca sabes cómo van a acabar. De hecho, solo en nuestra versión, las chicas tienen el pulsador del ‘flechazo’, aunque no lo tuvieron en los primeros programas. Si les gusta mucho el soltero, cuando salen del ascensor, pueden apretarlo e indicar a las madres y a él que, por lo menos, hay una candidata a la que le gusta, aunque no sabrán quién es esa persona.

Entonces, cuando eso ocurre, subo al loft, la conozco y, cuando salgo, juego con las madres sobre quién ha sido la chica del ‘flechazo’. El pulsador pueden pulsarlo todas las veces que quieran, pero solo lo pueden hacer al inicio cuando el soltero baje del ascensor.

¿Qué te convenció para decir ‘sí’ a presentar ‘Me quedo contigo’? 

Me dijeron las palabras mágicas ‘Allá tú’ y me comentaron que querían que volviese a ese registro. Eso me convenció sin que me contasen de qué iba el programa.

¿Ha habido situaciones divertidas en el transcurso de los programas? 

Ha habido de todo. Desde un soltero que nos trajo croquetas hasta todo tipo de palabras de nuevas por parte de las madres. Se ponen nerviosas y cuando quieren decir una cosa, dicen otra. Por ejemplo, una de ellas dijo “no es mi logotipo” cuando quería decir que un chico no era su prototipo, y ya se ha quedado. Lo decimos siempre desde entonces. También hemos tenido dos participantes que eran gemelos.

Yo he hecho absolutamente de todo en ‘Me quedo contigo’. He seguido mi línea de cuando estoy agustito. He bailado, he gimnasia, he cantado, me he tirado por el suelo…

¿Qué otras situaciones ha habido? 

Además de risa y cachondeo, ha habido muchas emociones. Algunos solteros se han emocionado cuando le han preguntado de sus familias o por alguien que les falta. Las madres también. Pasan tantas horas aquí que se hacen amigas, cayendo alguna que otra lágrima cuando se despiden.

¿Ha habido mucha discusiones entre las madres y las hijas? 

A veces han discutido por la típica situación de que, por ejemplo, la madre ha apagado su atril cuando el soltero le gustaba a la hija, y a la inversa. Las madres, inevitablemente, sacan muchas veces su lado más maternal y apretan el pulsador cuando el chico, por ejemplo, habla de motos, tiene septums o tatuajes.

¿Hay flechazos que acaban en desencuentros?

Claro. Este pulsador no es más que un elemento para dar juego. Hay ‘flechazos’ que se desinflan y hay citas en la que acaban encantando después de que no se hacía mucha gracia en un principio.

¿Cómo se lleva el rechazo, algo muy común en las citas y en el amor, en ‘Me quedo contigo’? 

Bien porque siempre lo llevamos hacia el lado del buen rollo y el humor. No hay drama. Cuando todas las madres pulsan su botón, produciéndose ‘El apagón’, sí que es verdad que se quedan un poco chafados, pero enseguida levanto el programa y no pasa nada. Son 20 madres, pero afuera hay 20 millones de mujeres y seguro que les están esperando. Lo mismo pasa con las chicas.

¿Coinciden mucho madres e hijas? 

Hay de todo. Hay una madre que vino con dos hijas. Hicimos un programa y su primera hija acabo con el soltero. Al siguiente, su segunda hija también terminó con el chico de dicha entrega.

¿Las madres han acabado en las redes de un soltero? 

Algunas veces hay que sujertar a las madres (risas) . Hay algunas que les tengo que decir que piensen en sus hijas, contestándome que lo quieren para ellas. De hecho, a raíz de que muchas están solteras y libres y se ponen tan así cuando ven a los solteros, se nos ocurrió hacerlo al revés. Ahí sí que participe un poco en la idea de que las hijas decidiesen por sus madres. La ocurrencia ha cuajado y hemos grabado una serie de tres programas especiales en la que las hijas estarán en los atriles y las madres en el ‘pisito’.

¿Y se cortan mucho en el programa? 

Al primer día, están un poquito nerviosas, pero luego se sueltan. Se crea una atmósfera muy buena en el programa. Les hago muchas bromas, les hago reír, las trato muy bien… Entonces, se van relajando.

¿Y te gustaría que hubiesen otros especiales tipo VIP o LGTBI? 

Por supuesto. Está contemplado. Tenemos que hacer otras versiones para llegar a la VIP, pero a mí me encantaría la de chicos gays con sus madres. Ese sería fabuloso.

Tendríamos que estudiar las otras combinaciones porque no siempre funciona igual si, por ejemplo, hubiese chicos en el ‘loft’. Las chicas allí son maravillosas. Hablan, están desinhibidas… Las chicas tienen esa cosa que intiman y enseguida hablando de todo. En cambio, tener 20 candidatos… Pero, de momento, vamos a ver si el original funciona.

Hace unas semanas, comentaste que tenías problemas de sueño y que habías ido a un psicólogo. ¿Cómo te encuentras? 

Muy bien. Mucho mejor. Es muy fácil. Se lo recomiendo a todo el mundo. Son cuatro paso y te acostumbras. No leer, no ver la tele en la cama, no tener el móvil cerca cuando te vas a dormir, no tener el reloj …

En tu cuenta de Instagram, continuas visibilizando la realidad de los refugiados en el mundo. ¿Cómo se encuentra la situación en la actualidad?

La cosa está fatal. Ahora mismo hay 80 millones de refugiados. Es la cifra más alta desde la Segunda Guerra Mundial. El problema es que el panorama es bastante malo. Todo está basado en información falsa. A parte de que necesitamos gente con urgencia para mantener el sistema de pensiones, es mentira que nos vayan a invadir.

Según informes de AHNUR, nueve de cada diez refugiados se quedan en los países limítrofes de las zonas de conflicto porque no quieren ir a un sitio donde no hablan su lengua, no le dan trabajo y/o no conocen sus costumbres… Nadie quiere hacer eso. Si lo hacen es porque allí están mucho peor todavía y su vida corre peligro.

¿Por qué se origina ese miedo hacia los refugiados? 

Por el auge de los populismos, que funciona muy bien. Es el lenguaje del miedo para dominar a la gente.

Como gran defensor de los derechos LGTBI, ¿qué te ha parecido toda la polémica que ha habido durante la celebración del Orgullo en Madrid?

Me parece que es una polémica un tanto artificial y alimentada. Se ha sobreactuado muchísimo por todas las partes. Es una pena que se haya desviado el foco de la atención real y los mensajes que se querían lanzar. No habían políticos en la cabecera y se hacía un homenaje a quiénes lucharon antes que nosotros. Era un Orgullo muy bonito y lo han tenido que estropear como siempre.

Temas: Tele 5