Ir a contenido

ENTREVISTA YOTELE

Terelu Campos no se identifica con su personaje en 'Paquita Salas': "No soy ni altiva ni soberbia"

Lidia San José, otra de las protagonistas de la serie, asegura que lo que le está pasando con 'Paquita Salas' "es un sueño"

Adrià Gallego

Javier Ambrossi, Lidia San José, Belén Cuesta, Brays Efe, Terelu Campos y Javier Calvo, de ’Paquita Salas’.

Javier Ambrossi, Lidia San José, Belén Cuesta, Brays Efe, Terelu Campos y Javier Calvo, de ’Paquita Salas’. / RUBÉN VEGA

Hoy se ha estrenado la tercera temporada de 'Paquita Salas' y YOTELE ha podido hablar con dos de sus protagonistas: Lidia San José y Terelu Campos.

La primera sigue interpretando el papel de una actriz en horas bajas que lleva su mismo nombre y la excolaboradora de ‘Sálvame’ se pone en la piel de Bárbara Valiente, la directora de la show room B Fashion, una mujer altiva y soberbia.

Esta tercera temporada está compuesta por 6 capítulos que están disponibles a partir de hoy en Netflix.

Terelu, ¿Sorprendida con la llegada de este nuevo proyecto?

Lidia: O emocionada (risas).

Terelu: Sí hombre, sorprendida y emocionada, las dos cosas Lidia, has estado ahí fantástica. A mi me llega que los Javis están grabando la segunda temporada de ‘Paquita Salas’ y que querían hacer un guiño al final y que yo apareciera. El día del rodaje yo me acuerdo que tenía que trabajar luego por la tarde. Y nada, llegue allí y claro yo nunca había estado en un rodaje, hacía un frío de cojones, me pusieron hasta un calefactor. Yo soy una persona acostumbrada a otro medio, entonces les dije “podéis grabar el ensayo por favor porque no sé si luego me saldrá igual” y me dicen los chicos “claro claro”. También me preguntaron: “¿Estás más cómoda con un cigarro?” y digo “yo siempre estoy más cómoda con un cigarro”. Entonces yo suelto la frase y empiezan “¡bravo!, ¡bravo!”.

Luego claro para el estreno me dijeron que no podía ir, el público no me podía ver porque se desvelaría la sorpresa, yo les dije “pues nada condenada al ostracismo, no os preocupéis” y luego me llamaron contándome que la gente se había quedado impactada. A los pocos meses me ponen un whatsapp: “Amor te estamos escribiendo un papel”, yo pensé que en vez de una frase iba a tener tres o cuatro y ya para mi eso hubiera sido la leche. Cuando me envían el guión y me dicen que son dos capítulos, digo: “¿Los dos qué?” Y me dicen: “Claro, te hemos dicho que te hemos escrito un papel”.

Pero luego ha sido maravilloso, maravilloso trabajar con los Javis, maravilloso el ambiente del rodaje, maravilloso el equipo, etc. Porque además yo no sé si es el mismo equipo de otros años, Lidia eso lo sabrás tú. Pero desde luego con el que yo he estado me levantaría todos los días a las 5 de la mañana si fuera necesario, bueno ya me he levantado muchos días a las 6, para verles y para trabajar con ellos. Ha sido una delicia.

Lidia, en tu caso que llevas ya tres temporadas en la serie, ¿Aumenta la emoción al ver como está creciendo el proyecto? ¿Se notó en el rodaje el salto a Netflix?

Bueno el salto a Netlix fue el año pasado y fue una locura. Nosotros veníamos de hacer una webserie sin dinero donde no había ni catering, la madre de Javi traía unas tortillas de patatas, uno bajaba al chino a por donetes y patatas fritas, esos eras nuestros menús de comida. Y de repente llega Netflix y tenemos pescado a la bilbaína, desayuno, un horario…¡había dinero!. Bueno sobretodo te emociona ver que un proyecto en el que has creído desde el principio se convierta en algo tan grande. Y luego ya lo fue todo el estreno, los junckets de prensa, ver carteles donde ponía ‘Paquita Salas’ seguido de Netflix. Es muy fuerte en lo que se ha convertido, es un sueño. No sé si esto ha ocurrido alguna vez en toda la historia con alguna otra serie, pero creo no, yo no conozco algo así, que de tan pequeño se convierta en algo tan grande.

Hay una trama que la protagonizas tú, Lidia, donde tu personaje quiere ponerse en la piel de una persona transexual ¿Cómo has trabajado un tema que es tan susceptible de herir sensibilidades? 

Yo lo he trabajado con todo el respeto. Dentro de no ser una mujer transexual espero haber sido lo suficiente respetuosa, que era mi intención. No creo que la reivindicación tenga que estar en que yo no pueda hacer un personaje transexual, la reivindicación tiene que ser que los actores y actrices transexuales que ni siquiera pueden hacer personajes transexuales, puedan hacer todos los personajes. Si interpretativamente pueden, lo pueden hacer. El problema es que no tienen acceso a hacer castings de personajes considerados normales por la sociedad, si encima tampoco se les deja hacer los personajes de transexuales…Pero pienso que igual que yo como actriz puedo hacer de mujer, de hombre, de transexual, de perro o de elefante, una actriz transexual tiene que poder hacer de hombre, de elefante, de perro, de mujer, de todo. Somos actrices para interpretar las vidas que no son la nuestra, para eso elegimos esta profesión. Ojalá esta trama sirva para romper ese estigma y me encantaría ver a muchas actrices y actores transexuales acceder a los mismos personajes que accedo yo.

Los personajes que os han escrito los Javis tienes ciertas semejanzas con vuestra personalidad o con la imagen que tiene el público de vosotras. ¿A ti Lidia te ha llegado a doler que tu papel sea el de una actriz fracasada? ¿O a ti Terelu que el tuyo sea el de una mujer soberbia y prepotente? 

Terelu: Yo no me he identificado con Bárbara Valiente en ningún momento. Creo que para mí ha sido más fácil interpretar a Bárbara Valiente porque no era yo. Hacer de uno mismo es lo más difícil que hay porque al final ahí te entran los pudores, las vergüenzas, las timideces. Yo siempre digo que todos tenemos un diablillo dentro y de vez en cuando podemos convertirnos en una Bárbara Valiente en dos de pipas. Pero yo no soy una persona así, nunca me he considerado ni una persona altiva, ni una persona soberbia, tampoco me han enseñado eso. Yo sé que alguna vez alguien ha dicho eso, pero yo creo que a lo mejor lo ha podido parecer porque yo soy una persona tremendamente vergonzosa y tímida y entonces muchas veces las personas así damos una imagen de personas soberbias.

Lidia: Yo no me siento identificada para nada con mi personaje, aunque el nombre sea el mismo. Realmente yo siempre he trabajado, dejé de hacer televisión, pero no dejé de trabajar, hice mucho teatro. Siempre he estado trabajando, protagonicé muchas series en su momento. Yo decidí dejar de hacer televisión, entre medias me saqué dos carreras universitarias y siempre he estado haciendo teatro. Fracaso es dejar de intentarlo, solo fracasas en el momento que abandonas. Hay muchos actores que están trabajando de camareros para conseguir su sueño y que nunca han hecho nada más allá de obras alternativas y no están fracasando, están luchando por su sueño y mucho más que yo, porque si mi situación fuera esa te puedo asegurar que sí que habría tirado la toalla. Es muy fácil ser actor desde posiciones como la mía.