Ir a contenido

VÍDEO

La contundente crítica de Miki al jurado de Eurovisión tras quitarle 6 puntos

El interpréte de 'La venda' valora la corrección de la puntuación del certamen en una entrevista en 'La mañana' de La 1

Redacción Yotele

Miki con Mireia Alzuria hablando de su actuación en Eurovisión 2019.

Miki con Mireia Alzuria hablando de su actuación en Eurovisión 2019. / TVE

La modificación de la puntuación de la pasada edición del Festival de Eurovisión sigue generando múltiples reacciones. Después de conocer que ya no tenía los 6 puntos que recibió por parte de la votación que sustituyó al jurado de Bielorrusia, Miki ha concedido una entrevista a 'La mañana' de La 1 en la que ha dado su opinión sobre este asunto: "Lo único que pide es que ya que nos piden tanta profesionalidad, a la hora de votar, también se vea esa profesionalidad (en el jurado)".

 "Eurovisión es el concurso más importante de la música. Creo que esos errores y esas cosas que se dice de que no han sido justas es como...", asegura el intérprete de 'La venda' en las declaraciones que ofreció para el programa matinal presentado por María Casado, añadiendo que tiene muy buenas sensaciones de la actuación que realizó.

Además, el artista también desveló que sintió momentos antes de representar a España en el escenario de Tel Aviv 2019, reconociéndo que aún se emociona al ver la actuaciones: "Me iba el corazón a 2000 por hora. Cuando estaba de espalda en la habitación, decía 'aaaah, ya empieza. Solo hay que ver al público. Allí tienes que ver las cámaras, pero de reojo iba mirar a la gente y decía 'Madre del amor hermoso. La que hemos liado'. Se me pasó muy rápido".

"Me puse a llorar cuando acabe. Me dijero que debía que aguantar la cámara y dar las gracias al terminar. Dije 'Thank you'  y me fui a abrazar a todo el mundo en plan 'lo hemos hechos'. Porque nos apagaron los micros, sino se hubiera escuchado cómo estabamos llorando", afirmo Miki. 

Preguntado por el resultado que obtuvo, el representante de España asegura que no hay explicación para justificar el puesto 22 que consiguió: "Parece que hay dos mundos paralelos. Uno el de todas las personas que siguen Eurovisión y las redes sociales que decían que la canción era íncreible, pero luego para el jurado no fue tan maravillosa".