30 oct 2020

Ir a contenido

EN 'GH DÚO'

Sofía se rompe al recordar las palizas de su padre a Maite Galdeano: "Mi madre estuvo a punto de morir"

La concursante, repesada la anterior semana, desveló en su curva de la vida el peor momento por el que tuvieron que pasar

Redacción Yotele

La fachada del Parlament.

La fachada del Parlament.

Sofía Suescun regresó la semana pasada a ‘GH Dúo’ como concursante de pleno derecho, por lo que ayer pudo hacer la famosa curva de la vida en la que repasó los acontecimientos más importantes a lo largo de sus 21 años. Sin embargo, la navarra sorprendió al público desvelando uno de los peores episodios de su existencia: las palizas de su padre hacia su madre, Maite Galdeano.

"Cuando tenía entre cinco y seis años recuerdo perfectamente un momento de mi vida en el que mi madre y mi padre estaban discutiendo muchísimo y tuve que ver a mi madre cómo iba arrastrada por el suelo. Algo horroroso”, comenzó a contar la ganadora de ‘Supervivientes’.

Sofía, que se refirió al hombre como “esa persona”, recordó cómo “me tiró para fuera de la casa para que no lo viera, pero es una imagen que tengo grabada. Me da asco esta persona y me da igual contarlo. Mi madre estuvo a punto de morir ese día. No sé lo que pasó, pero, gracias a Dios, mi madre está viva a día de hoy. Yo tuve que ver cómo ella estuvo a punto de perder la vida", aseguró, rompiéndose ante las cámaras.

"Mucha gente se puede preguntar el porqué de nuestra unión, y seguramente el nuestro es que en ese momento se creó un vínculo muy grande. Yo dejé de ver a ese señor en ese mismo momento porque nos metieron en una casa de mujeres maltratadas. Ese será uno de los motivos por los que tenemos esta unión tan especial", afirmó sobre la estrecha relación con su madre.

Sofía, que aseguró haber tenido “una infancia diferente”, relató cómo “un señor juez me obligó a tener que ver a ese señor y yo lo pasaba muy mal. Horroroso. Hasta que una persona me escuchó y decidió que ya no tenía por qué ver a ese ser. Mi madre tuvo que empezar todo de cero, porque aunque ella tenía su trabajo estable tuvo que empezar una vida de cero con una niña pequeña", afirmó.

De vuelta al plató, Maite Galdeano despertó los aplausos del público con sus palabras: "Ha estado muy bonita su 'curva de la vida'. Tiene razón en que todo es por algo. Ella vivió más momentos terribles como este, pero igual no se acuerda. Yo tenía que correr y esconderme debajo de su cama por la noche para escaparme de las palizas que me zumbaba este señor", declaró, y envió un mensaje de ánimo a las mujeres maltratadas: "Se puede salir de estas situaciones, por mucho que te anule un hombre, somos capaces".

Temas Gran hermano