Ir a contenido

ANÁLISIS

Mediaset intensifica la promoción de Cuatro en Telecinco con crossovers entre sus programas

'Sálvame limón' emite cada tarde varios segundos de la señal en directo de 'Todo es mentira'

Los programas de Cuatro encuentran en Telecinco una ventana para conseguir mayor visibilidad

Sergio L. Merillas

La señal de ’Todo es mentira’ en ’Sálvame’.

La señal de ’Todo es mentira’ en ’Sálvame’.

Las audiencias de Cuatro atraviesan su peor momento y en Mediaset están dispuestos a todo para remediarlo. El grupo de Paolo Vasile ha intensificado aún más la promoción en Telecinco de los contenidos de su segundo canal, siendo el caso de 'Todo es mentira' uno de los mayores ejemplos. Durante las últimas semanas, los espectadores de 'Sálvame limón' han sido testigos de que el espacio de Risto Mejide se cuela durante unos segundos en pantalla. 

Este tipo de crossover no implica la interacción entre ambos programas, ya que la realización de 'Sálvame' se limita a pinchar la señal en directo de 'Todo es mentira'. Un método con el que Mediaset incrementa la promoción de la oferta vespertina de Cuatro para que llegue al mayor rango de público posible, siendo sus bajas audiencias el principal motivo de esta estrategia. 

De esta forma, aunque la persona que está al otro lado de la pantalla no haya decidido pulsar el botón 4 de su mando, se ve obligada a echar un vistazo a lo que está ocurriendo en el plató ocupado por Risto y compañía, situado al lado del de 'Sálvame'. 

Los canales del grupo también se volcaron con 'Todo es mentira' durante las semanas previas a su estreno, con promociones que varios espectadores calificaron de intrusivas. En concreto, en los espacios que vertebran la programación de Telecinco aparecían de golpe una serie de spots protagonizados por Risto y los colaboradores que interrumpían las tertulias o debates que se emitían en ese momento. 

Además, desde el minuto uno, 'Todo es mentira' comenzó a retroalimentarse con 'Sálvame' recibiendo en su plató a colaboradores como Belén Esteban y Lydia Lozano. Incluso Kiko Hernández irrumpió en el estudio en directo para intercambiar unas palabras con su compañera.  

'Cuatro al día' también se asoma a Telecinco

Está claro que en su nueva etapa repleta de cambios, marcada por la desaparición de la marca 'Noticias Cuatro' y el nacimiento de 'Cuatro al día', el segundo canal de Mediaset busca el altavoz de Telecinco para dar visibilidad a sus contenidos. Otro ejemplo reciente es el del magacín de Carme Chaparro, promocionado a bombo y platillo en formatos de gran audiencia como 'El programa de Ana Rosa' o incluso 'GH Dúo'

Una promoción que ha continuado tras su estreno, ya que no haya cumplido los objetivos de audiencia deseados con cifras en torno al 2% de cuota de pantalla. Tanto el espacio de Ana Rosa Quintana como 'Ya es mediodía' ceden unos minutos de sus escaletas para conectar en directo con Chaparro, que adelanta los contenidos que tratará 'Cuatro al día' por la tarde para intentar atraer a la audiencia de Telecinco

'Bake off' pone a cocinar a los tertulianos

El último ejemplo de retroalimentación entre Telecinco y Cuatro ha llegado con 'Bake off', una de las grandes apuestas del segundo canal de Mediaset. Durante la jornada del pasado jueves, Jesús Vázquez se paseó por todos los programas de la casa para anunciar el inminente estreno de su nuevo proyecto. No obstante, a diferencia de lo que ocurre con 'Todo es mentira', este tipo de promoción es más habitual. 

Pero 'Bake off' no buscará únicamente al mejor repostero del país, ya que también organizará una competición para encontrar al mejor pastelero de Mediaset. De esta forma, a lo largo de varias semanas, los colaboradores de los distintos espacios de Telecinco deberán demostrar sus dotes culinarias. 

Las audiencias de Cuatro, en caída libre

Todas estas medidas responden a los preocupantes datos de audiencia a los que se ha abonado Cuatro durante los últimos meses. Lejos de mejorar, la cadena acumula en febrero una cuota de pantalla media del 4,8%, sus peores resultados desde su nacimiento a finales de 2005. Durante algunas jornadas ha bajado incluso de la barrera del 4%, lo que ha hecho saltar las alarmas en Mediaset.