Ir a contenido

CON 'ZERO GRAVITY'

Australia apuesta por los clichés y decide mandar a Kate Miller-Heidke a Eurovisión 2019

El jurado y el público australiano le dan el pasaporte a Tel Aviv a la artista gracias a su propuesta hibrida entre pop y ópera, algo demasiado visto en el certamen musical de la UER

Sergio L. Martín

Kate Miller-Heidke, representante de Australia en Eurovisión 2019.

Kate Miller-Heidke, representante de Australia en Eurovisión 2019. / SBS/EUROVISION.TV

Australia ya tiene representante en la próxima edición del Festival de Eurovisión. Kate Miller-Heidke será la encargada de llevar la bandera del país oceánico en el escenario de Tel Aviv 2019 después de conseguir la victoria final en 'Australia Decides', la preselección celebrada por la SBS, con 'Zero Gravity', una canción que mezcla varios estilos musicales como el pop o la ópera, algo ya visto en el certamen musical.

A pesar de la originalidad de otras actuaciones como las de Electric Fields, Courtney Act o Sheppard, la artista australiana ha conseguido el apoyo mayoritario del público y del jurado profesional con un número cargado de clichés eurovisivos y otros elementos visto en el festival en las puestas en escena de otros países como, por ejemplo, Rumanía, Moldavia o Estonia.

Por el momento, Australia tendrán muy complicado levantar cabeza en el Festival de Eurovisión. En Lisboa 2018, Jessica Mauboy tuvo que conformarse con la 20ª posición después de solo recibir 99 puntos con 'We got love' (Tenemos amor) por parte de los jurados profesionales y del televoto europeo.

Para que Kate Miller-Heidke, por lo menos, pueda igualar la posición que obtuvo Jessica Mauboy con 'Zero Gravity', el país aussie deberá clasificarse en la primera semifinal de Festival de Eurovisión 2019, gala en la que España votará.