Ir a contenido

ENTREVISTA A SU GUIONISTA

El secreto para alcanzar 2.000 episodios de 'Puente Viejo': "Si algo flojea ponemos toda la carne en el asador"

El serial de las tardes de Antena 3 alcanzará en enero dicha cifra tras casi ocho años en pantalla. Analizamos con Aurora Guerra, su coordinadora de guion, las claves para llegar hasta aquí

Víctor Santos

El secreto para alcanzar 2.000 episodios de 'Puente Viejo': "Si algo flojea ponemos toda la carne en el asador"

Corría el año 2011 cuando Antena 3 andaba buscando un revulsivo para sus tardes después de una larga temporada probando varios formatos sin éxito. Fue entonces cuando apareció ‘El secreto de Puente Viejo’, una serie diaria sobre una partera de principios del siglo pasado que llega a un recóndito pueblo después de que le hubiesen arrebatado a su hijo recién nacido.

Ocho años después, nada queda de aquella historia, excepto ese lugar de localización desconocida que ha seguido acogiendo personajes y tramas de amor, celos, pasión o engaños, todo al más puro estilo del folletín. En enero la ficción alcanza 2.000 episodios, algo con lo que el equipo que la realiza no llegaba ni a fantasear: “Sentimos un poco que somos parte de la historia de la televisión en el país”, confiesa Aurora Guerra, su creadora y coordinadora de guion.

 No es para menos. ‘El secreto de Puente Viejo’ cumplió su cometido con creces y elevó las audiencias de la franja vespertina hasta cifras que rondaban el 20% de share. “Sonia Martínez (directora de ficción de Atresmedia) pidió una diaria a Boomerang. No sabían muy bien si querían época, si no… Y al final nos decidimos por época. Escribí una historia partiendo de una idea que tenía yo por ahí ya redactada”, y que ha dado pie a todo un universo que todavía se mantiene vivo.

 “El público es muy comprensivo. Si una historia no les gusta esperan a la siguiente”  

Para Guerra, uno de sus trucos para seguir con la serie es llevarla al límite: “Lo más complicado es el no apalancarte, el no dar las cosas por hecho, darle una vuelta de tuerca más a las tramas”. “Cuando algo flojea un poco intentamos dar un golpe, poner otra vez toda la carne en el asador y subir la intensidad de las tramas”, asegura.

Sin embargo, y tras saborear las mieles del éxito durante muchas temporadas, la serie ha experimentado un desgaste en cuanto a audiencias se refiere, algo que su guionista discute: “No achacamos la bajada a un desgaste de audiencia, sino a que el consumo ha variado muchísimo desde que empezamos hasta ahora”. “La manera de ver la televisión está avanzando muy rápido en muy poco tiempo”, defiende.

“Lo bueno de las diarias es que la gente es muy fiel. Cuando les gusta van totalmente emocionados con la trama, y si no les gusta son bastante comprensivos. El público tiene pillada la mecánica perfectamente y dicen: ‘bueno, esta historia no me gusta, pero la siguiente será mejor’”.

Y aunque la serie tiene una gran parte de fans en España, nada en comparación con Italia, donde existe un verdadero fenómeno: “Cuando los actores van a Italia les tratan como absolutas estrellas. (…) Venden una revista todas las semanas con las historias de Puente Viejo,  los niños se disfrazan en Carnaval con disfraces de gente de Puente Viejo... Son muy entusiastas, aquí es una historia más calmada”.

Francisca Montenegro (María Bouzas), villana desde el primer capítulo: “Nunca pensamos en prescindir de ella”

Tener 2.000 emisiones a sus espaldas es una ardua tarea, y más teniendo en cuenta que se trata de un serial en el que han ido y venido más de 500 actores.  Tras un tiempo en la serie, “algunos intérpretes, sobre todo los más jóvenes,  intentan explorar otros territorios. Pero normalmente los que tienen una carrera ya asentada valoran muchísimo tener una serie en la que la audiencia les responda día a día”.

Tal puede ser el caso de María Bouzas, la actriz que interpreta a la villana desde el primer episodio, aunque en su caso las ganas de continuar son recíprocas: “Imprescindible no hay nadie, porque cuando Pepa (Meghan Montaner) se fue de la serie por trama también se pensaba que Puente Viejo sin ella no iba a seguir adelante. Pero es verdad que el personaje de Francisca Montenegro es tan fuerte…”.

“Ella misma (María Bouzas) lo ha ido engrandeciendo y, al ver que ella lo hace todo y lo hace todo bien, los guionistas le damos más chicha”. La Montegreo acaba de regresar a la novela tras unos capítulos ausente: “El personaje se ha hecho tan grande que nunca pensamos en prescindir de ella, pero las tramas y los actores necesitan un descanso”.  Sin embargo, la malvada señora seguirá haciendo de las suyas: "El público nos dice siempre que están hartos de sufrir, que eso es muy dramático, que quieren más felicidad... Y cuando una trama es más feliz cae rápidamente, al final nos gusta que nos lleven al límite”.

 “El final llegará, pero no tenemos una fecha límite”

Si algo tiene claro Aurora Guerra es cuál es el punto fuerte del serial: “Tocamos las emociones del espectador”. “El éxito está en un punto de misterio que tienen casi todas las tramas y un enorme punto de tirar mucho de tripas. Llevamos las emociones al extremo. Es el drama clásico, o sea el drama griego, el drama toda la vida, nosotros nos basamos todo el rato en ese tipo de historias”.

¿Pero tendrá fin ‘El secreto de Puente Viejo’ algún día? Si el público continúa ahí, de momento no: "El final llegará en algún momento (risas), pero no tenemos clara una fecha límite. La televisión es un medio muy vivo y muy mutante y mientras que Antena 3 quiera seguir teniendo esta serie en su parrilla y nosotros sigamos teniendo ideas no pensamos un final. Si algún día llega le intentaremos dar el final más bonito”.