Ir a contenido

ANÁLISIS

Los 'patitos feos' de la Academia de 'Operación Triunfo' que consiguieron el favor del público

Después de que Sabela se haya posicionado como una de las favoritas, repasamos otras concursantes que dieron la sorpresa en el talent

VÍCTOR SANTOS

Los 'patitos feos' de la Academia de 'Operación Triunfo' que consiguieron el favor del público

Sabela, la concursante más infravalorada de ‘OT 2018’para algunos seguidores del formato, encara esta semana su primera gran actuación tras varias semanas de concurso. El nombre de la gallega ha sonado mucho estos últimos días dado que el programa parecía reservar las actuaciones menos vistosas de cada gala para ella, lo que ha propiciado bromas y también varias quejas.

Al igual que Sabela, otras cantantes que han pasado por el talent comenzaron su andadura por ‘Operación Triunfo’ con las mismas pocas esperanzas. No obstante, el público se puso de su lado, se libraron de alguna que otra expulsión e incluso se hicieron con la victoria. Estos son los ‘patitos feos’ de ‘OT’, esas concursantes que no parecían contar con el favor de la Academia y que, por unos motivos o por otros, fueron ganando popularidad.

Sabela (‘OT 2018’)

La última gala de ‘OT 2018’ contó con un inesperado nombre en la lista de favoritos de la semana: Sabela consiguió hacerse un hueco entre los más votados del público, que dejó sentadas a concursantes que han conseguido ese reconocimiento en anteriores ocasiones, como es el caso de Noelia o Natalia. ¿El motivo? Las redes se han puesto de parte de la concursante y han criticado con mucho humor el hecho de que a la gallega nunca le toquen los grandes números de la gala, que caen siempre en manos de otros compañeros. En lo que llevamos de edición han sonado temas de Aretha Franklin, Natalia Lafourcade, The Cure, Britney Spears, Lady Gaga o Rosalía, y ninguno ha sido para la concursante. “Sabela, ¿a dónde vas?” es la broma viral del momento entre los seguidores del talent, por lo que no sería tan sorprendente que Sabela comenzara una etapa ascendente en el concurso, ahora con el público de su lado.

Idaira (‘OT 2005’)

Sonado fue el caso de Idaira. Aunque la concursante canaria de ‘OT 2005’ sí contó con actuaciones icónicas como 'River deeep, mountain high’ o ‘El sol no regresa’, chocó de frente con el jurado, encabezado por Noemí Galera. La ahora directora de la Academia acuñó el término “afinación sospechosa” y se convirtió en la villana de la edición con Idaria.  Nominada hasta en cinco ocasiones, la participante fue favorita en una ocasión y se medió durante tres semanas consecutivas con otro compañero hasta que, por sorpresa, quedó fuera de la final, conformándose con un cuarto puesto.

Virginia (‘OT 2008’)

Virginia Maestro no lo tuvo nada fácil en su paso por ‘OT 2008’. Su sensibilidad y su carácter no parecieron caer en gracia a más de la mitad de sus compañeros, que no dudaron en protagonizar con ella momentos de tensión y enfrentamientos más propios de otro reality show. En ese ambiente de ‘moving’, la andaluza encontró refugio en Risto Mejide, que la defendió de los ataques, y principalmente en el público, que la salvó de la expulsión en cuatro ocasiones y la elevó a favorita otras dos. Durante la fase final del concurso, Virginia fue la más votada semana a semana hasta conseguir la victoria, a pesar de tener en contra a jurado e incluso a profesores.

Mireya (‘OT 2017)

El año pasado, mientras Aitana y Amaia interpretaban la delicada ‘Con las ganas’ de Zahara, Alfred comenzaba a despuntar con ‘Amar pelos dois’ y Agoney y Nerea se lucían con ‘Symphony’, Mireya cantaba junto a Ricky ‘Madre tierra’. El verbenero tema de Chayane era recibido con indignación por parte de los fans y con desconcierto por parte de los dos concursantes. Como era de esperar, ambos fueron propuestos por el jurado para abandonar la Academia y ella finalmente quedó nominada. Sin embargo, la siguiente semana, la intérprete de ‘Corazón vendío’ se salvó de la expulsión gracias al apoyo de un público, consciente de que la concursante no había podido destacar todavía en el concurso.

Ainhoa (‘OT 2002’)

Ainhoa Cantalapiedra se perfilaba más como una de las primeras expulsadas que como ganadora de la segunda edición de ‘Operación Triunfo’.  Las nominaciones a las que tuvo que enfrentarse al comenzar el concurso no hacían presagiar la victoria de la vizcaína de flequillo de corte vasco y apariencia tímida que nunca llegó a ser favorita. Su evolución fue la del patito feo que va ganando confianza cada semana y no entró en las quinielas para ganar hasta las últimas semanas. Fue en la penúltima gala cuando el programa le encargó una actuación del mítico ‘Sobreviviré’ de Mónica Naranjo, algo que los seguidores de la cantante percibieron como un intento de poner a prueba sus cualidades antes de la final.