Ir a contenido

ENTREVISTA YOTELE

María Villalón: "Cuando me llamaron para 'TCMS' estaba haciendo sándwiches en Escocia"

Hablamos con la concursante del talent de Antena 3, que vuelve a primera línea tras ganar en 2007 la primera edición de 'Factor X'

VÍCTOR SANTOS

María Villalón en ’TCMS’.

María Villalón en ’TCMS’.

María Villalón estaba viviendo en Edimburgo cuando recibió la llamada para participar en la séptima temporada de ‘Tu cara me suena’. La cantante, ganadora de la primera edición de ‘Factor X’ en 2007, decidió echar tierra de por medio tras varios años intentando sacar sus proyectos musicales adelante.

Aunque se la ha catalogado como la “desconocida” de la edición, Villalón cosechó gran éxito con ‘La lluvia’ (2009), un tema que a día de hoy sigue sonando en los días nublados, y su último álbum (‘El insólito viaje de una gota de agua’), data de hace tan sólo tres años. Ahora la compositora vuelve a primera línea como concursante del talent show de Antena 3, su “inesperado” nuevo reto.

Empecemos por el principio, ¿cómo recibiste la llamada de ‘Tu cara me suena’?

En agosto del año pasado decidí darle un “break” a todo, lo dejé todo y me fui a vivir a Escocia y allí estaba cuando recibí la llamada. Yo tenía el número escocés y claro, estaban intentando ponerse en contacto conmigo pero no me lograban encontrar. Entonces, una mañana que yo estaba desayunando para irme a trabajar entré en el correo electrónico y justo vi que tenía un mensaje del equipo del programa en el que me pedían que les devolviera la llamada. 

¿Cuál fue tu reacción?

Yo me quedé diciendo: ¿qué? Casi me da algo cuando vi eso, porque no me lo esperaba. Me llegó en el momento en el que estaba más desconectada, hacía muchísimo tiempo que no hacía nada. La verdad que si tuviera que utilizar una palabra sería “inesperado”. El simple hecho de que me llamaran para hacer el casting no me lo esperaba y ya entrar sí que me parecía imposible del todo. Pero mira… Al final ocurrió.

Y cogiste un vuelo y te fuiste a hacer una prueba.

Efectivamente, me pidieron que fuera a hacer una prueba y a la semana siguiente fui a Barcelona desde Edimburgo. Fue genial, muy bien, pero claro, yo ya sabía quién entraba a participar, gente híper conocida, todos en primera línea. Yo pensé: A mí no me van a coger ni de coña porque todo el mundo está en activo y yo no pinto nada ahí (risas). Me quedé satisfecha con que me hicieran la prueba que tantas veces había intentado, pero pensar que me iban a coger con el casting tan top que hay este año era algo que no concebía. 

Después de tanto tiempo apartada, ¿cómo te tomas la noticia?

Cuando me lo dijeron no recuerdo ni lo que dije, me quedé en shock. Hasta que no llamé a mis padres y lo dije en voz alta no fui consciente (risas). Para mí fue como una recompensa a tantos años intentándolo, a tantos años trabajando, siempre luchando. Para mí esto ha sido como un regalo a tanto tiempo de esfuerzo, porque es verdad que a mí me encanta el programa y llevaba muchos años intentando entrar, así que fue increíble.

¿Y qué sentiste en el momento que vuelves a pisar un plató de televisión tantos años después?

Sentí… muchas cosas. Sentí nervios, emoción, miedo… Sentí todo lo que se puede sentir. Pero sobre todo lo veo como una oportunidad, al final soy la más desentrenada en ese sentido, porque llevaba mucho tiempo sin hacer nada, sin hacer tele. Venía literalmente de hacer sándwiches en Escocia, así que lo que estoy intentando hacer es currármelo un montón y aprender. Este año el nivel es muy, muy bueno. Es un programa increíble.

¿Te ha molestado que se te haya catalogado como la “desconocida”? Porque también ha pasado gente por Tu cara me suena que estaba a tu nivel de popularidad…

No me ha molestado. Es un hecho que este año yo soy la más desconocida para el gran público. Es verdad que yo he hecho muchas cosas en mi vida, pero son cosas que han pasado desapercibidas, porque yo tengo siete discos y eso la gente no lo sabe, yo tengo dos libros y la gente tampoco lo sabe. Yo he hecho muchísimas cosas, pero no he tenido la oportunidad de que tuvieran relevancia. Así que no me molesta, al revés, lo veo como una oportunidad de que la gente que vea el programa me conozca.

¿Piensas aprovechar el tirón de ‘TCMS’ para hacer nueva música?

Yo ahora tengo una filosofía de vida que es vivir el presente. Voy a centrarme en esto, y ahora lo que me toca es currarme semana a semana la imitación que me toque. Y luego lo que tenga que venir vendrá. Yo voy a hacer lo que he hecho siempre, que es trabajar duro y si luego aparece la oportunidad de sacar algo nuevo estaré encantada. Pero no quiero pensar en el futuro. Si tiene que venir algo estaré con los brazos abiertos, y si no ocurre nada pues tampoco pasa nada, las cosas pasan por algo.

Hace un par de años presentaste varios temas a TVE para Eurovisión. Ahora que se ha confirmado que el representante en el próximo festival  saldrá de ‘OT’, ¿te gustaría enviar algún tema como autora para que lo interpreten los alumnos de la Academia?

Pues la verdad que esa idea me llama la atención y oye, ¿por qué no? Si tengo tiempo y puedo preparar alguna de las canciones que ya tengo por ahí hechas pues sí que me lo planteo. Si la pregunta fuese “¿te volverías a presentar tú como cantante a Eurovisión?”, a eso probablemente digo que no, pero esta posibilidad de mandar un tema a los chicos de ‘OT’ no lo descarto.

Tú que tienes la experiencia de haber ganado un talent show y sabes de primera mano que luego el camino se complica, ¿qué consejo les darías a los concursantes de ‘OT 2018’?

Yo que soy una persona que me he equivocado muchísimo a lo largo de mi carrera, así que viéndolo así con lejanía  les daría un consejo que es que hagan lo que ellos crean y que canten lo que ellos crean. Porque al final los que van a luchar por una carrera y van a defender un proyecto son ellos, nadie más. Yo cometí errores en mi vida musical y fue por eso. Porque yo quería hacer una cosa y era como: “No, porque tú eres muy pequeña para hacer esto, quizá deberías hacer otro tipo de cosas…”. Yo les diría que canten lo que ellos decidan, que la decisión correcta siempre es hacer siempre lo que uno quiera. En el momento en el que haces cosas en las que no crees no funciona. Si le gusta cantar boleros que lo canten, y si les gusta cantar jazz, que canten. Que canten lo que ellos crean. Que no piensen en lo que se lleva ahora.