ENTREVISTA YOTELE

Arón Piper y Omar Ayuso ('Élite'): "El conflicto de Ander y Omar es su entorno"

Los actores interpretan respectivamente a Ander y Omar en la serie producida por Zeta Audiovisual, que se estrenó a nivel global este pasado viernes

Arón Piper (Ander) y Omar Ayuso (Omar), protagonistas de ’Élite’, la nueva serie de Netflix

Arón Piper (Ander) y Omar Ayuso (Omar), protagonistas de ’Élite’, la nueva serie de Netflix / NETFLIX

6
Se lee en minutos
REDACCIÓN YOTELE

Poco a poco, 'Élite' se está ganando el aplauso de los usuarios de Netflix. La nueva ficción juvenil de la plataforma de entretenimiento está recibiendo muy buenas criticas por parte de muchas personas por, entre otras cosas, las tramas de alumnos del Instituto Las Encimas como Ander y Omar, una pareja nunca vista en otra series y a la que da vida Arón Piper y Omar Ayuso. YOTELE ha hablado con los actores de su experiencia y sus impresiones sobre la primera temporada de 'Élite'.

¿Cómo os sentís al ser la pareja más guay de la serie? 

Omar: Contentos de que nos digáis esto porque solo hemos visto dos capítulos.

¿Cómo os llegó la propuesta? ¿Qué estabais haciendo cuando os llamaron? 

Arón: Trabajo en este mundo desde pequeño e hice un parón para encontrarme. Y ahora he vuelto a retomarlo cuando me he sentido más fuerte. Siempre he tenido claro que quería ser actor.

Omar: Estudio Comunicación Audiovisual y a mí llegó después de que una compañera de clase coincidiese con una de las directoras de casting de la serie en una fiesta. La escuchó decir que estaban buscando un chico de 20 años con rasgos árabes y le enseñó una foto mía. Le dio mi teléfono e hicimos las pruebas. Tres días después del casting, me llamaron mientras estaba en el baño de la universidad. (Risas).

¿Hicisteis los casting para estos personajes? 

Arón: Hice los primeros castings para Samuel, pero me llamaron y me dijeron que me veían más como Ander. Volví a realizar la prueba como Ander con otro chico y con Omar para ver cómo encajábamos. Me encanta Ander y no hay nadie mejor que Itzan Escamilla para hacer el papel de Samuel.

Omar: En mi caso, desde el principio, la prueba la hice para Omar.

Omar, tu personaje se llama igual que tú y es musulmán, gay y vende droga. ¿Qué más nos puede contar sobre él? 

Mi personaje no vende droga porque quiere comprarse unas zapatillas o necesite dinero para salir. Omar lo hace para ser feliz sin hacer daño a los suyos. Él sabe que o se va de casa o provoca una hecatombe si sale del armario dentro de ella, algo que hará mucho daño a sus padres, a los que admira y respeta.

¿Cómo fue el proceso de preparación de tu personaje, Omar? 

Fue una tarea conjunta entre directores y actores. Tuvimos un mes y medio de ensayos en el que construimos el alma de los personajes y su pasado, trabajando sobre las escenas con muchos juegos, talleres y clases de interpretación.

¿Y cómo es Ander, Arón? 

Ander no está en Las Encinas por tener el mismo nivel social y ecónomico social que el resto, sino porque es el hijo de la directora. Él está cansado de su vida, de sus padres y de sus amigos, a pesar de que sigue queriéndoles un montón. La llegada de estos tres becados, razón por la que conocer a Omar, le abre una puerta a algo nuevo y atractivo.

¿Buscasteis como referencia alguna otra ficción a la hora de preparar los personajes de Omar y Ander? 

Omar: Mi personaje es bastante parecido a mí. Me acuerdo que durante la primera escena para el casting, rápidamente, relacioné el personaje con un punto que luego se desarrolla más. Tiempo después, me enteré que el personaje estaba planteado de otra manera. Alguien mucho más cercano a Cristian de lo que es. Era uno de los tres personajes de comedia de la serie.

¿Sentís responsabilidad por representar a un publico que está pasando por esta misma situación? 

Aron: Sí, es mucha responsabilidad. Se notaba rodando y se nota ahora.

Omar: Es uno de los objetivos de estos dos personajes. Desde las primeras lecturas de la guiones, entendimos que teníamos que hacer algo digno. No vamos a hacer nada de una capa, ni frívolo. Tenemos una tarea social muy grande y, por la percepción del trabajo, creo que lo hemos conseguido.

¿Asusta que ‘Élite’ se pueda convertir en el nuevo fenómeno social del momento? 

Arón: De momento, estoy bastante sorprendido de cómo lo estoy llevando. (Risas). Hace unos años, estaría debajo de una piedra. Creo que tiene que llegar y ya vamos viendo cómo vamos.

¿Cómo vivisteis el final de la grabación de estos primeros capítulos de ‘Élite’? ¿Os sorprendió cómo acaba y quién es el final? 

Omar: En las apuestas que hacíamos, era la persona a la que más tachaban rápidamente. No nos dijeron quién era el asesino hasta el mismo día del rodaje de la escena.

Ramón Salazar (director de la serie), que es muy picajoso, jugaba con nosotros. Nos cogía a alguien y nos decía susurrando ‘Sí lo sé’ o decía en público que alguien ya se había enterado quién era el asesino. Iba soltando píldoras para generarnos esa intriga. Algo súper acertado e inteligente porque todos hemos barajado las posibilidades de por qué hemos podido matar a ese personaje.

¿Cuál de los temas que se tocan en ‘Élite’ creéis que concienciará más al espectador? 

Omar: El tema del VIH en una niña de 16 años de clase alta, el de la bisexualidad de uno de los personajes o el de la relación abierta de una de las tramas son temas que, subconscientemente, la gente joven demanda que se representen en la series y en las películas. No puede ser que un chaval de 16 años crea que tenga una enfermedad por lo que dicen algunos. La educación, la sociedad, el lenguaje y la política tienen su importancia, pero el audiovisual tiene un papel muy importante.

Arón: El conflicto de los personajes es su entorno, no si nuestros personajes son gays. Nosotros no somos la pareja gay. Somos Omar con su conflicto y su trama y Ander con la suya.

Como jóvenes, ¿creéis que se debe educar un poco más a la sociedad? 

Arón: Creo que hay que educar un poco más. He vivido en muchos sitios. Creo que si le digo que soy gay a mi circulo de amistad de Madrid, no cambiará nada, pero si me voy a mí pueblo de Asturias, superficialmente, tampoco sucederá nada, pero pasará siempre por debajo.

Omar: Pero también basta ya de intentar llegar a la normalidad con campañas de un anuncios de 30 segundos. Vamos a hablar en serio de estos problemas con un discurso real y una revisión del lenguaje y de los libros de texto de primarias para hablar, por ejemplo, sobre qué es el patriarcado. Tuve que llegar a la universidad para saber que era el feminismo porque antes no tenía ni puñetera idea, descubriendo que ejecutaba conductas machistas. Hay que tocar todo.

¿Creéis que ‘Élite’ también refleja la realidad de la lucha de clases? 

Noticias relacionadas

Aron: Mi opinión es que no es que miren por encima del hombro, sino que viven en su burbuja. Tampoco es maldad. Simplemente, les ha tocado vivir en su burbuja y no ver más allá. Seguramente hay gente de élite que piense que no hay mendigos.

Omar: Es como el caso de Las Encinas. Vete a una discoteca del centro de Madrid vestido como un chaval de barrio y vamos a ver qué pasa. Te van a estar mirando todo el rato.