Ir a contenido

Risto Mejide: «No veo 'OT' porque es como ver a tu ex tirándose a otro»

Yotele

Risto Mejide: «No veo 'OT' porque es como ver a tu ex tirándose a otro»

Risto Mejide se encuentra feliz y así lo transmite. A nivel personal, el publicista acaba el año pletórico tras haberse casado con su actual mujer, la influencer Laura Escanes. En el terreno profesional, Risto presenta la nueva temporada de 'Chester', que promete nuevas charlas de las que extraer importantes reflexiones. Él es el primero que aprende, y cuando acaba y no se lleva nada interesante se echa la culpa. De esta nueva tanda de programas del formato de entrevistas, del que no echa de menos la actualidad, su posible fichaje para 'Factor X' (su talent show favorito), y 'Operación Triunfo', hablamos en esta entrevista.

Lo primero, ¿cómo te sientes?

Feliz. Llevo un año diciendo que estoy feliz, me inventaré otro adjetivo, pero es que estoy feliz. Para empezar, quien tiene trabajo y trabaja de lo que le gusta es un privilegiado y este programa me ha dado grandes momentos de televisión, para mí, a nivel personal, y también le gusta mucha gente.

Pero tú no eres el típico acomodado, entiendo que llegaste a la primera reunión y dijiste «qué hay de nuevo aquí».

¿Sabes qué pasa? Este Chester, que ya la visteis la temporada pasada, incorpora novedades, yo creo que muy importantes. Volver a plató, poner público, poner pantallas, hacer un tema en cada programa, y además, tener ponentes. Se habla poco de los ponentes, pero para mí es uno de las de los puntos fuertes del Chester, que tú no solamente hablas con una persona, es que luego entra una tercera persona que es experta en el tema y te da un ángulo, un punto de vista. Creo que más innovación que la de este programa en pocos he visto.

Bertín Osborne dijo que no todo el mundo es interesante para tener una conversación de cuatro horas. ¿En el Chester todos los invitados son interesantes?

Yo digo que si alguien no es interesante es culpa mía, es culpa del que entrevista. Si cuando me levanto después de un Chester veo que no es interesante, pienso que es culpa mía. El Chester está abierto, no tenemos un prejuicio de «vamos a hablar de esto que es más guay». Mi preparación para el Chester consiste en verme las entrevistas que ya se le han hecho al invitado para no repetir. Pero ayuda mucho el tema, es decir, no es lo mismo invitar a Alba Carrillo para hablar de 'Supervivientes' que para hablar de hombres o de Cataluña. No tiene nada que ver. El enfoque hace que veas otro aspecto de esa persona.

¿Cómo te preparas cuando tienes un invitado que no te interesa mucho?

Es que a mí me pasan dos cosas. Primero, no soy mitómano. Entrevisté Sabina, al que admiro muchísimo, pero no al nivel de mito. Y yo le he dicho con educación y respeto que un disco suyo no me gustaba. Y, por otro lado, a mí me interesaría ahora mismo hacer un Chester a todos, pero igual no damos la audiencia que se espera [risas]. Todo el mundo merece un Chester, a mí me interesa la historia de cada uno, soy muy curioso por naturaleza, y esto lo descubrí con el Chester y no lo sabía.

Decías en la rueda de prensa que eres un hombre que tiende a caer mal. No sé si el entrevistado llega con ese prejuicio hacia ti o sí tú incluso puedes tenerlo con el entrevistado.

Supongo que sí. A veces ha venido algún invitado, Nacho Duato, por ejemplo, que nos ha costado mucho que viniese porque no tenía prejuicios, sino el juicio de haber visto alguna entrevista, y él con algún invitado previo pensó «cómo puede tratar así a una persona», y cuando ha venido lo primero de lo que hemos hablado ha sido eso. ¿Por qué nunca has querido venir? ¿Por qué has cambiado de opinión? Y ahí empieza la entrevista. Creo que eso es algo que también le debemos al espectador, desde mi punto de vista. Yo tengo prejuicios continuamente, como cualquier ser humano, y una de las bondades de este programa es que siempre que me levanto en el Chester he cambiado en algo de opinión, de lo que sea. Y cambiar de opinión, a estas alturas del partido, tal cómo está el mundo y a esta edad, es un regalo inmenso.

El programa vuelve a un mes de las elecciones en Cataluña ¿El procés va a estar muy presente?

Yo tengo una columna en El Periódico de Cataluña en la que he expresado mi opinión en varios artículos y de hecho muchas veces salen las entrevistas, porque hay invitados que me siguen en las columnas y a partir de ahí empezamos hablar del posicionamiento de cada uno, de las supuestas posibles soluciones que cada uno ve, pero no es un programa de actualidad. Sí que es verdad que de repente todo el mundo la sociedad está preocupado por el mismo tema, que es algo que no podemos obviar. El Chester al final es un termómetro de la sociedad y si ese tema sale continuamente es porque todo el mundo está hablando de eso.

¿Echas de menos la actualidad que en principio sí había?

Mira, la verdad es que para temas de actualidad hay otras cadenas y hay otro programa y están muy bien cubiertos. A mí me gusta el giro que hemos dado de irnos a grandes temas de la vida, porque te permite entrar la actualidad cuando tú quieres, pero tiene temas mucho más atemporales. Estos Chesters espero que de aquí a 10 años se puedan seguir viendo. Que se pueda ver uno sobre la amistad, la familia, el amor, lo que sea. Yo creo que eso son temas eternos y a mí me gusta hablar sobre esos temas.

¿Pero te impide expresar esa opinión?

No, de hecho lo hemos vinculado cuando el invitado venía y decía: «es que vengo preocupado porque justo hoy se ha declarado la independencia de Cataluña». Bueno, pues vamos hablar de ese tema. Pero no es un programa de actualidad.

Y hablando de Cataluña, ¿a qué pro a qué político catalán te gustaría sentar en el Chester y por qué?

Políticos catalanes es que he tenido muchos. A Puigdemont no lo he tenido, pero fíjate que ahora mismo yo evitaría sentarme con alguno de ellos. La voz la merece gente que no está en primera línea, creo que hacemos más favor mostrando cómo está afectando todo esto a la gente que hablando con los que están todo el día en televisión.

¿Sentarías a Laura escanes como Influencer en el Chester?

Yo insisto en lo que te he dicho antes, todo el mundo merece un Chester, y ella es parte de todo el mundo [risas].

Quitando políticos, ¿Con quién dirías que tienes una conversación pendiente?

Pues con todos mis enemigos, con los que haya tenido algún tipo de rifirrafe. He tenido muchos y han sido públicos todos. Desde Toni Cruz al principio en 'Operación Triunfo' hasta el último. Pero mira, un Chester que me encantaría, y con el que he tenido una trifulca pública y una reconciliación privada es Paolo Vasile. Me encantaría.

¿Se lo has propuesto?

Sí, y me dijo que iba en contra de su religión. [Risas].

Tú eres de tener enemigos porque eres polémico, pero de reconciliarte.

Absolutamente, no he estudiado el porcentaje de enemigos con los que me he reconciliado, pero los enemigos también son un reflejo de lo que uno hace. Es imposible ir haciendo cosas por la vida sin crearte enemigos, eso es así. Lo importante de estas cosas es estar orgulloso de tus enemigos, hay algunos que son muy. Por ejemplo, uno con el que siempre he discutido y ya no hemos vuelto a hablar es Ángel Llàcer, y me alegro porque es un tipo con muchísimo talento, tengo un enemigo a la altura de las circunstancias.

¿Qué te parece las comparaciones con el nuevo jurado de 'Operación Triunfo', Joe Pérez Orive?

Es que no lo sigo, no lo sé. Me encantan los talent shows, me ha llegado continuamente el feedback, todo mi entorno está enganchadísimo, hay una chica que se llama Amaia y hay otro que se llama Alfred. No lo veo porque esto es como ver a tu ex tirándose a otro, para qué lo vas a ver, para qué te vas a recrear en eso.

Cambiando de tema, ¿Qué ocurrirá con 'All You Need Is Love'? ¿Qué crees que habría que cambiar en este programa para que hubiese funcionado?

Habría que preguntárselo a la productora y a la cadena, para mí también ha sido un salto adelante, nunca había es un programa con colaboradores, dando paso a vídeos. Nunca lo había hecho y lo pude hacer, y lo puede hacer hasta el final, ya que no fue cancelado en toda la temporada. Estoy encantado de que contarán conmigo y ojalá vuelvan a contar conmigo en el futuro.

Te encantan los talents, siempre lo has dicho. El año que viene tenemos 'Factor X' en Mediaset. ¿Si te lo ofrecen participarías?

Pues puede parecer que me esté postulando para Factor X, pero si yo empecé algún día en 'Operación Triunfo'fue para poder hacer 'Factor X', porque es el talent show por excelencia. Ojalá, pero no lo sé.

¿Es lo que te falta por hacer?

No, me faltan por hacer muchas más cosas. ¿Pero conocéis la mecánica? Es que lo tiene todo, lo reúne todo.

Cuando empezaste en 'OT' se dijo que tú eras el Simon Crowell español.

Tengo un recorte de periódico en mi casa, de Times, que habla de que hay un jurado español todavía más duro que Simon Crowell, y eso él lo ha leído [risas].

¿Y 11 años después eres más peleón, más deslenguado o más conversador?

He cambiado yo mucho, pero ha cambiado más el espectador. Si yo ahora saliese en un talent show haciendo lo que hacía hace 11 años, me habrían mandado a mi casa al minuto 0. Y afortunadamente el espectador ha cambiado también. El espectador busca ahora otras cosas en un talent y es lógico que así sea. Yo hay cosas que dije en 'OT' que ahora pienso ¿cómo pude decir eso? Te pasará lo mismo si revisas las galas de fin de año de Martes y Trece. El espectador cambia, afortunadamente.

¿Te ves a ti mismo habitualmente?

No, es un ejercicio que no soporto porque me sudan las manos cuando lo veo. Porque me veo todos los fallos y todo aquello que debía haber dicho y no dije. Hoy saldré de aquí y me pasaré todo el día pensando todo lo que os podría haber dicho.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.