13 ago 2020

Ir a contenido

LA BARCELONETA

Pisos-hotel y follón nocturno

La Barceloneta ha explotado por la confluencia de frentes: una saturación de viajeros que deriva en un monocultivo de comercio y servicios para el turista y que contagia a privados e inversores a ganar dinero alojando ilegalmente al viajero. En un volumen tan importante como para generar incontables molestias nocturnas que impiden la convivencia. Como remache, el perfil del turista joven y juerguista (el más visible que pernocta en la zona) se ha acompañado de un alarde de incivismo intolerable para el vecindario. Todo, en un barrio humilde que siente que el negocio expulsa a los vecinos. P. C.