Conflicto

Delta del Llobregat: la Generalitat anuncia que duplicará sus espacios protegidos y los empresarios agrícolas se oponen

  • La Generalitat ha presentado el proyecto ampliación de las Zones d’Especial Protecció per a les Aus del Delta del Llobregat (ZEPA)

  • L'Institut Agrícola ha emitido un comunicado donde muestran su descontento, ya que el plan supone “condenar al sector agroalimentario a la irrelevancia"

Terrenos protegidos de La Ricarda en El Prat de Llobregat

Terrenos protegidos de La Ricarda en El Prat de Llobregat / Àlex Recolons / ACN

5
Se lee en minutos
Elena Martínez
Elena Martínez

Periodista

ver +

La Generalitat de Catalunya ha presentado este jueves en El Prat de Llobregat (Baix Llobregat) el proyecto de ampliación de las Zones d’Especial Protecció per a les Aus del Delta del Llobregat (ZEPA). El plan prevé pasar de las 935 hectáreas de zonas ZEPA actuales a una superficie de 2.372 ha, acompañado de un futuro Plan de Protección del Medio Natural y del Paisaje y un Plan de gestión del Espacio Agrario - que se diseñará de forma participativa con una inversión de más de 49 millones de euros hasta 2026.

La acción quiere dar respuesta a la carta que la Comisión Europea dirigió al Estado en el año 2018 a reforzar las medidas de protección del delta delante de las ampliaciones del puerto de Barcelona, incluido el desvío del cauce del río Llobregat, y del aeropuerto del Prat, así como la construcción de un aparcamiento en el espacio protegido de Can Sabadell.

El plan se presenta como un "compromiso con el futuro del delta" que se desarrollará con un modelo de gobernanza compartido y en cuatro ámbitos de trabajo principales: el fomento de espacios naturales protegidos, contención urbanística, mejora de los espacios agrarios y del régimen hídrico".

La ‘consellera’ d’Acció Climàtica, alimentación i Agenda Rural, Teresa Jordà i Roura, en la presentación del proyecto dejó claro cuál era el objetivo: “queremos garantizar unos espacios naturales bien conservados, con una buena calidad de agua y bien conectados con unos espacios agrarios bien tecnificados, que garanticen condiciones dignas de vida a los agricultores”.

La oposición de los empresarios agrícolas

Delante de estas actuaciones, L’institut Agrícola Català de Sant Isidre (IACSI) ha publicado un comunicado donde expresa su descontento y su desaprobación delante de la ampliación de las ZEPA, puesto que consideran que la Generalitat “opta por la vía más fácil” ampliando el espacio protegido “sin que exista ni la más mínima garantía científica y técnica que ayude a recuperar la degradación ecológica de la zona”.

El plan de la Generalitat prevé mejorar los espacios agrarios impulsando una “tecnificación agraria sostenible” con el fin de ayudar a mejorar las competitividades de las explotaciones presentes, optimizando así las condiciones laborales de los agricultores. Una de las actuaciones es mejorar el régimen hídrico con el objetivo de garantizar “un sistema sano y saludable y la gestión de la inundabilidad y drenaje del espacio”.  Dentro de este plan destacan diferentes actuaciones como la "mejora" del funcionamiento hidrológico del estanque de la Murtra - ubicado entre los municipios de Gavà y Viladecans - y también las actuaciones centradas en el sistema de saneamiento de Gavà y Viladecans con la remodelación de la depuradora.

EL IACSI cree que este plan supone “condenar al sector agroalimentario a la irrelevancia” y “congelar la actividad productiva con multitud de prohibiciones y limitaciones”. La entidad denuncia un "chantaje al territorio" por parte de la Generalitat y un “atropello al derecho de la propiedad privada de los empresarios agrícolas”, ya que plantean un plan de inversiones en infraestructuras “claramente insuficiente” e “imposible” de poner en marcha si el territorio se declara zona ZEPA, puesto que la normativa “prohíbe el desarrollo de actividades productivas como la modernización de regadíos”.

L’Institut afirma que el Govern "miente" al asegurar que la única vía para recuperar ecológicamente el lugar sea ampliar la zona y que de esta manera “ejecutan un plan que es urgente en un tiempo dilatado” y cierran el “expediente” abierto por la Comisión Europea.

“Supone falsear información”

El IACSI denuncia el procedimiento que el Govern está siguiendo, afirman que no “es lo mismo el proceso de consulta pública que el proceso participativo que sirve para diseñar las bases del plan para que tenga una aceptabilidad social”. La entidad acusa de “falsear la información”, ya que “las conversaciones, declaraciones públicas y privadas, y presentaciones realizadas por parte de los responsables políticos y técnicos del Departament de Acció Climática en los últimos meses han ocultado una parte sustancial de la propuesta finalmente presentada”.

Delante de la situación, la entidad de empresarios agrícolas “confía” en que se les escuche en el proceso de consulta pública que el Govern abrirá para proceder con el plan. El IACSI “exige” que se publiquen los estudios preceptivos y una auditoría independiente de la actual zona ZEPA para que se “demuestre” que la solución está en ampliar la zona ZEPA, y que si no se cumple se exigirá la rectificación de todos los planes presentados para abrir “un proceso de diálogo constructivo”.

Nuevas zonas ZEPA y conflictividad en los últimos años

Según el planteamiento de la Generalitat, pasarían a formar zona ZEPA 1.437 hectáreas nuevas del delta del Llobregat, siendo algunos puntos de los más conflictivos en los últimos años: Cal Trabal en L'Hospitalet de Llobregat y l'Olla del Rei en Castelldefels.

En cuanto a la primera zona, Cal Trabal representa el último conducto agrícola de la ciudad de L'Hospitalet y ha sido el centro del debate durante muchos años para conservar su espacio. La zona se encuentra en un lugar donde el Ayuntamiento y grupos políticos han querido construir el soterramiento de la Gran Via y la creación del clúster de biomedicina dentro del el Plan Director Urbanístico (PDU) Granvia-Llobregat. Aunque la última reformulación del plan contemplaba la preservación, como zona de conexiónecológica de L'Hospitalet con el río Llobregat, del 85% del uso agrícola de la masía de Can Trabal.

Noticias relacionadas

Por otro lado, se encuentra como potencial zona ZEPA l'Olla del Rei de Castelldefels, una zona húmeda ubicada al lado del campus de la UPC. Durante años asociaciones como Plataforma Salvem la Olla del Rei han intentado que el consitorio local no siguiera construyendo en la zona y el año pasado crearon una campaña para que las administraciones protegieran el espacio como zona ZEPA y evitar su deterioro.

El delta del Llobregat y sus espacios naturales

El delta del Llobregat en 2014 se declaró Zona Especial de Conservación (ZEC) y se caracteriza por ser una zona donde coexisten diversos hábitats y que destaca por su importante área de nidificación y de paso migratorio para muchas aves, que se ha ido reduciendo los últimos años debido a la presencia y acción humana.


Las ciudades que comportan este espacio son Viladecans - con la laguna El Remolar -, El Prat - con espacios de vital importancia como La Ricarda -, Sant Boi de Llobregat, Gavà y Castelldefels. También la forma parte de la comarca del Barcelonès las ciudades de L'Hospitalet de Llobregat y parte de Barcelona.

Más noticias de Viladecans, Sant Boi  y Gavà en la edición local de EL PERIÓDICO