Sector económico

Los municipios del Delta quieren dar un nuevo impulso al Parc Agrari ante un modelo de gestión “agotado y obsoleto”

Apuestan por una zona agrícola más productiva y sostenible que genere valor añadido a sus productos y mayor ocupación

Presentación en la Agròpolis de Viladecans

Presentación en la Agròpolis de Viladecans / ayuntamiento de gavà

3
Se lee en minutos
ACN

Gavà, Viladecans y Sant Boi, que representan el 60% de la superficie del Parc Agrari del Baix Llobregat, quieren dar un nuevo impulso a esta zona agrícola “estratégica” y ser la alternativa al actual modelo de gestión que, sus alcaldes, califican como "obsoleto".

Aseguran que la falta de inversiones está poniendo contra las cuerdas a los campesinos y que hay que realizar un “cambio de rumbo” para fortalecer la agricultura como sector económico. “Hemos picado mucha piedra pidiendo que cada uno hiciera su trabajo y no lo hemos logrado. Ahora hay que actuar”, ha señalado la alcaldesa de Gavà, Gemma Badia, poniendo en entredicho la gestión del parque, en manos de un consorcio en el que participan la Diputación, la Generalitat, el AMB y 14 ayuntamientos.

El acto de presentación del proyecto se ha celebrado en la Agròpolis de Viladecans, centro de la UPC especializado en la investigación y en la innovación en ámbitos como la ingeniería agroalimentaria, y ha comenzado con un minuto de silencio en memoria del maquinista fallecido este lunes en el choque de dos trenes en Sant Boi de Llobregat.

Los alcaldes de Gavà y Viladecans, Gemma Badia y Carles Ruiz, y el concejal de Medio Ambiente de Sant Boi, César Thovar, han explicado que el impulso en el Parc Agrari se concretará en la creación del Parque Agroalimentario del Delta, que quiere impulsar la transformación progresiva del parque en un hub de la innovación agrícola y alimenticia.

Modernizar la gestión del Parc Agrari

La propuesta quiere presentarse a la financiación de diferentes fondos europeos, entre ellos el PERTE de agricultura sostenible, regenerativa y eficiente. El objetivo, ha explicado el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, es modernizar la gestión del Parc Agrari para hacer de la agricultura un sector económico de futuro que genere productos de valor añadido y ocupación de calidad. “Nos cansamos de decirlo, no somos una postal a preservar. Necesitamos una agenda compartida para generar una agricultura competitiva”, añadió.

La modernización del Parc Agrari se basaría en el replanteamiento estratégico y en una adaptación de la regulación para que, manteniendo su esencia de espacio protegido dedicado a las actividades agrarias y plenamente compatible con el entorno natural, evolucione hacia un modelo productivo innovador, en línea con los principales desarrollos agrarios que se están produciendo en Europa y en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la seguridad alimenticia.

Con este nuevo marco innovador se podrían implementar y desarrollar los últimos avances en I+D+i agroalimentaria, evitar el abandono de la actividad productiva del parque, contribuir al relevo generacional, resolver el déficit de infraestructuras y convertirlo en fuente de empleo de calidad, regeneración y diversificación económica del territorio y abastecimiento alimenticio.

El proyecto quiere posibilitar la creación de empresas dedicadas a la agricultura 4.0, trabajando con los agricultores, dotándoles de más medios para ganar en competitividad. El plan se desarrollará en colaboración con la Universidad Politécnica de Catalunya y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) y la implicación de Mercabarna. Contará también con la participación principal y el consenso de las diferentes asociaciones y organizaciones de campesinos del Delta. También se implicará a todas las administraciones y al resto de actores del territorio.

"Estamos dando una respuesta coordinada"

La alcaldesa de Gavà, Gemma Badia, ha dejado claro que este proyecto ha comportado muchos meses de trabajo y que da respuesta a una demanda del sector. “Aquí no estamos imponiendo nada. Estamos dando una respuesta coordinada a las reivindicaciones del campesinado”, ha remarcado.

Durante la presentación se ha destacado que el Parc Agrari, con 3.500 hectáreas, tiene potencial para convertirse en la huerta de Barcelona, pero que, para conseguirlo, es necesario incrementar el número de terrenos cultivados haciendo compatible la actividad económica con la necesaria protección del espacio.

Noticias relacionadas

Presentado el proyecto, los alcaldes explicaron que a partir de ahora intentarán sumar el máximo de complicidades para ir avanzando hacia el objetivo marcado, sin descartar colaborar con los actuales gestores del Parc Agrari.

Más noticias de Viladecans, Sant Boi  y Gavà en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Viladecans