Covid-19

Viladecans recuerda a las víctimas de la pandemia con un emotivo homenaje

El evento se tenía que realizar el verano de 2020, pero la segunda ola del virus obligo a suspenderlo

Acto de homenaje a las víctimas de la pandemia de Viladecans

Acto de homenaje a las víctimas de la pandemia de Viladecans / Ayuntamiento de Viladecans

1
Se lee en minutos
El Periódico

La segunda ola de la pandemia impidió en el verano de 2020 celebró el homenaje previsto por el Ayuntamiento de Viladecans (Baix Llobregat) a las víctimas locales de la pandemia. Más de un año después, el pasado 16 de septiembre -con la quinta onda de la pandemia ya doblegada-, se hacía realidad este acto, con la participación de más de 150 asistentes en el parque de la Marina, junto al espacio permanente de homenaje instalado por el Ayuntamiento el año pasado. En un acto sobrio, pero cargado de sentimiento tres mujeres, familiares de víctimas y personal sanitario y de las residencias de ancianos, pusieron voz a un homenaje calificado unánimemente de "merecido" y "necesario".

Después de año y medio desde la explosión del virus, los registros han recogido la defunción por covid-19 de 183 viladecanenses y viladecanenses, su gran mayoría (un 68%) en los primeros tres meses de la pandemia, cuando muchas personas no pudieron siquiera despedirse de sus seres queridos por las restricciones en hospitales y tanatorios.

Acto solemne

La cita se convirtió no solo en un homenaje a las personas perdidas sino también en una reivindicación de la esperanza y la solidaridad humana porque "hemos visto que nuestra fuerza es exponencial cuando vamos todos de la mano y por fin nos estamos empezando a salir", apuntaba Alba Villaró, responsable de uno de los ambulatorios de la ciudad.

Noticias relacionadas

La música, la poesía y la danza -ejemplos de una expresión cultural que ayudó a soportar el duro confinamiento- fueron junto a las voces protagonistas del eje de un acto que culminó con la colocación de una rosa blanca por parte de cada familia junto al monumento de homenaje permanente a las víctimas. A su lado, plantado también para la ocasión, crece un olivo, árbol de gran longevidad que busca simbolizar el recuerdo de aquellas personas fallecidas por coronavirus.

Más noticias de Viladecans en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Coronavirus