Entorno natural

Alcaldes del Llobregat cargan contra el Govern por su inacción para proteger el Delta

  • La Comisión Europea apremió a España hace dos meses para que informara de su plan contra la desprotección de este entorno natural

  • Los ayuntamientos reclaman un plan de protección que garantice la conservación de la biodiversidad del Delta, delimite la superficie de los espacios naturales protegidos del mismo y redacte la normativa aplicable

Rueda de prensa conjunta El Prat, Viladecans y Sant Boi para pedir una mejor protección del delta del Llobregat

Rueda de prensa conjunta El Prat, Viladecans y Sant Boi para pedir una mejor protección del delta del Llobregat / Ayuntamiento de el Prat de Llobregat

Se lee en minutos

El Periódico

Dos meses después del que la Comisión Europea abriera un procedimiento de infracción al Estado por el deterioro del Delta del Llobregat, los alcaldes de El Prat, Viladecans y Sant Boi (Baix Llobregat) han ofrecido una rueda de prensa en la que han criticado la "inacción" del Govern de la Generalitat para proteger el delta. Los tres alcaldes han exigido este miércoles 21 de abril en una rueda de prensa conjunta que se apruebe "inmediatamente" el Plan de protección del espacio natural, pendiente desde 1994. Los alcaldes de El Prat, Lluís Mijoler; de Sant Boi, Lluïsa Moret, y de Viladecans, Carles Ruiz, han lamentado que en estos dos meses que la CE dio a España para responder a su advertencia sobre la desprotección del delta del Llobregat "no se ha avanzado en el cumplimiento de los requerimientos exigidos" por Bruselas.

En su carta a las autoridades españolas del pasado 18 de febrero, Bruselas reclamaba que se adoptaran las medidas necesarias para evitar un mayor deterioro del delta del Llobregat con la implementación de un Plan especial de protección del espacio y una ampliación de las zonas protegidas para las aves entre otras medidas.

La CE alertaba que el caso podría acabar en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea si en el plazo de dos meses no se daba respuesta a sus requerimientos. Según los alcaldes, tienen constancia el Gobierno y la Generalitat han enviado sus respuestas a la CE, pero han asegurado desconocer el contenido y las propuestas trasladadas a Bruselas.

Reacciones desde el territorio

Lluís Mijoler, alcalde del Prat, ha introducido la rueda de prensa destacando que "dos meses después de la carta de la Comisión Europea, seguimos sin tener un Plan de protección del delta del Llobregat" y ha reiterado que el conflicto lleva "más de un cuarto de siglo" esperando un plan de protección que defina las actuaciones a realizar, garantice la conservación de la biodiversidad del Delta, delimite la superficie de los espacios naturales protegidos del mismo y redacte la normativa aplicable.

Aunque la advertencia de la Comisión apuntaba tanto a cuestiones cuya competencia es del Gobierno, como el impacto de grandes infraestructuras (el aeropuerto y el puerto), como del Govern, en el caso de la ampliación de los espacios protegidos y la elaboración del plan, los alcaldes han centrado sus críticas en el ejecutivo catalán, al que también han acusado de "infradotar" económicamente el consorcio encargado de la protección de esta "infraestructura verde estratégica para el área metropolitana y el conjunto del país". Los municipios han criticado que, a pesar del compromiso del conseller de Territori y Sostenibilitat, Damià Calvet, sobre la ampliación de las zonas protegidas y la tramitación del Plan de protección del delta no saben "con qué calendario y niveles de protección" se desarrollará este plan.

Por su lado, el alcalde de Viladecans, Carles Ruiz, ha denunciado "la desidia del Govern" y ha señalado "que este es el único espacio natural protegido de Catalunya donde los ayuntamientos estamos asumiendo una parte importante de la inversión económica".

La alcaldesa de Sant Boi, Lluïsa Moret, ha querido resaltar la importancia del delta del Llobregat como entorno natural y ambiental y como motor económico y ha pedido a la Generalitat "un compromiso" y "una hoja de ruta consensuada para proteger y gestionar este territorio con la colaboración de todas las administraciones y agentes sociales y económicos".

Propuestas

Sobre las acciones a adoptar por las administraciones para proteger el espacio, los alcaldes apuestan por “potenciar de manera decidida la implicación de las administraciones miembros” (Generalitat de Catalunya, Diputación de Barcelona, Àrea Metropolitana y ayuntamientos) en el refuerzo de la estructura y la dotación económica del órgano gestor del Parque Agrario del Baix Llobregat.

Los tres municipios están trabajando un documento de propuestas para avanzar hacia una gobernanza global de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat y del Parque Agrario que incluye medidas como cumplir con las actuaciones de compensación ambiental previstas que no se hayan desarrollado, revertir el aparcamiento de taxis cercano a la T1 construido sobre el conector biológico de Can Sabadell o realizar una evaluación ambiental global que fiscalice los impactos de las obras incluidas en el Plan Delta de 1994, que modificó el cauce del río y planeó todas las infraestructuras que se han desarrollado en la zona.

Ampliación de las infraestructuras

Aunque la advertencia de Bruselas señala explícitamente las ampliaciones del puerto y el aeropuerto de Barcelona como responsables del deterioro del delta del Llobregat, Moret y Ruiz han evitado pronunciarse en contra del proyecto de creación de la tercera pista del aeropuerto hasta que haya una propuesta más concreta, mientras que Mijoler sí ha reiterado su rechazo a la ampliación del aeropuerto.

Por otra parte, hace poco más de un mes, la plataforma Ni un pam de terra de El Prat de Llobregat ya denunció la falta de actuaciones ante la "regresión preocupante de la biodiversidad y los altos niveles de contaminación del aire" de la zona. Los responsables de la entidad ya criticaron entonces que "los diferentes responsables políticos se sacuden las responsabilidades de la situación crítica en la que nos encontramos y se pasan el balón entre las diferentes administraciones".

Aunque las principales críticas de la plataforma iban dirigidas al Gobierno central y a la Generalitat, desde Ni un pam de terra también insistieron señalar la responsabilidad de los ayuntamientos de la zona: "Son cómplices de la invasión de cemento que se está impulsando a tantos municipios del Baix Llobregat". Así, les instaban a "asumir su cuota de responsabilidad" y a "retirar los planes urbanísticos que comprometen la supervivencia de los cada vez más escasos espacios agrícolas y naturales del Delta del Llobregat".

Noticias relacionadas

Territori prevé invertir 74 millones en el delta

El Departament de Territori ha emitido un comunicado este mismo miércoles en el que afirma que ya ha empezado a trabajar en la ampliación de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), de las reservas naturales del Delta del Llobregat, "tal y como pedía la carta de emplazamiento de la Comisión Europea".

Paralelamente, desde el Departament sostienen que han mantenido reuniones bilaterales con cada uno de los ayuntamientos del delta para informarles sobre "los pasos que se están dando para tramitar la ampliación de las ZEPA", así como el Plan de protección del medio natural y del paisaje de los espacios naturales protegidos. "Actualmente, se están realizando los trabajos técnicos previos a la fase de información pública", añaden.

Así, Territori también prevé invertir a través de la Agència Catalana de l'Aigüa (ACA) más de 74 millones de euros para mejorar el estado ambiental del delta y su parque agrario durante el periodo 2022-2027. En esta línea, también se prevén otras actuaciones, como la puesta en funcionamiento de un pozo del acuífero en la marisma de los Reguerons (Viladecans) o el estudio de acciones de mejora de la calidad del agua de los canales que rodean las balsas de can Dimoni (Sant Boi), entre otros.

Más noticias de ViladecansSant Boi en la edición local de EL PERIÓDICO