26 oct 2020

Ir a contenido

La historia más reciente de Catalunya se repite. Quim Torra se convirtió este lunes en el segundo presidente de la Generalitat fulminado del cargo por una autoridad del Estado. Tres años después de la destitución de Carles Puigdemont en virtud del artículo 155 de la Constitución, el Tribunal Supremo aparta ahora al sucesor que él mismo designó y ha tutelado durante sus dos años y medio de mandato. La cantada inhabilitación de Torra por su confesa desobediencia, "contumaz y obstinada" según el alto tribunal, sitúa de nuevo a la máxima institución de Catalunya ante una crisis ignota que, con toda probabilidad, desembocará en unas elecciones el 31 de enero o el 7 de febrero.

El Supremo fulmina a Torra y la legislatura catalana (leer noticia)