¿Podrá Enric Mas este fin de semana con Primoz Roglic?

El cercado era de espino. Era una propiedad privada por los montes de Córdoba. Era la trampa. Volaba Primoz Roglic pero como si tuviera un ángel protector por ser el principal candidato a la victoria de la Vuelta casi no se hacía un rasguño. Segunda caída del ciclista esloveno. Nelson Oliveira, el corredor portugués del Movistar, se veía involucrado en el mismo accidente, como Adam Yates, y su pierna acababa llena de arañazos, rasgada por el alambre y sin bajar de la bici, agarrado al descapotable del médico de carrera, le desinfectaban la herida. Duro oficio el de ciclista.