Ir a contenido

Venezuela se acerca a ciegas al desenlace de su conflicto interno. La Asamblea Nacional (AN) puso en marcha el debate de un "Estatuto de la transición", nombró diplomáticos y se propone designar autoridades judiciales como si el Gobierno de Nicolás Maduro ya fuera parte de una historia inenarrable. El zarpazo económico dado por Estados Unidos contra la petrolera estatal, PDVSA, no solo ha sido celebrado por los opositores. Le dio más bríos y certezas para proclamar, según el diputado Juan Miguel Matheus, que el cambio no solo es compartido en las calles sino "un dato en los cuarteles". A esa misma hora, Maduro encabezó un ejercicio en una base militar, junto con la cúpula de las Fuerzas Armadas. "Leales siempre, traidores nunca", dijo. Luego, para dar muestra de su tezón, encabezó una breve corrida acompañado de generales y dos mil soldados. Fueron unos metros simbólicos.

Guaidó prepara la transición mientras el Estado le investiga (leer noticia)