Ir a contenido

Las primeras viñetas de ‘La balada del mar salado’ en las que Hugo Pratt (1927-1995) presentó al mundo en 1967 a Corto Maltés, antes de que se convirtiera en el icónico marinero del cómic, mostraban al personaje atado sobre unos maderos tras ser abandonado en medio del océano Pacífico por una tripulación amotinada. ¿Qué le había pasado? El guionista Juan Díaz Canales y el dibujante Rubén Pellejero, que en el 2015 asumieron con éxito el reto de continuar la mítica serie (primero con ‘Bajo el sol de medianoche’, luego con ‘Equatoria’), trazan ahora una veraz precuela buscando el origen del personaje en ‘El día de Tarowean’, que termina donde empezó aquella primera historieta.

Corto Maltés viaja a sus orígenes (leer noticia)