Edel Dévora, el hombre que nunca dejó de jugar, nos enseña sus muñecas.

ZML/Miriam Lázaro

Apenas mide 29 centímetros, pero tiene apartamento en Barcelona y más vida social que Anna Wintour. Se llama Tina. Viste alta costura y posa mejor que una 'top model'. Ken cortaría con Barbie nada más verla. Es una 'influencer' en miniatura. Dollfluencers, las llaman. Estas muñecas tienen hasta juguetes sexuales.