05 ago 2020

Ir a contenido

Mientras el fuego devora el continente australiano, el avance de las llamas también abrasa la salud mental de muchos testigos de la magnitud de los incendios y, en última instancia, de los efectos de la crisis climática. Ante las devastadoras imágenes de la degradación ambiental del planeta, son muchos los espectadores que experimentan sentimientos de angustia, rabia, miedo, indignación y agotamiento. Los expertos sitúan este fenómeno bajo el epígrafe de 'ecoansiedad', un término que hace referencia al abanico de efectos psicológicos que genera el estado de deterioro natural. "Se trata de un conjunto de sentimientos confusos y entrelazados que sirven de preámbulo para el despertar de una concienciación ecológica", explica a este diario Caroline Hickman, psicoterapeuta experta en la cuestión y afiliada a la Climate Psychology Alliance.

Ecoansiedad, la crisis climática también tiene secuelas psicológicas (leer noticia)