El Barça no puede estar otra temporada sin marcar de falta

El Barça terminó la temporada en blanco y con un dato inaudito: no logró ni un solo gol de falta. Desde que Messi marcó la última en Mestalla el 2 de mayo, los azulgranas no han vuelto a transformar ni una. Una racha negra que ya asciende a 57 partidos, los cuatro últimos del curso pasado y los 53 de este, en el que el casillero sigue en blanco.