"Esto es más que una inundación. Esto es un apocalipsis", dice Cornelia Wiegand, la alcaldesa de Altenahr, una de las localidades arrasadas por el temporal en el estado de Renania-Palatinado. "El agua bajó de las laderas con una altura de 40 centímetros hacia el centro de la localidad. Nunca habíamos visto algo así aquí. Al mismo tiempo, el río Ahr triplicó su caudal. La tromba de agua ha destrozado nuestro pueblo, se ha llevado casas por delante. Este valle nunca había vivido una inundación como esta".

Tragedia en Alemania | "Esto es más que una inundación. Es un apocalipsis" (leer noticia)