28 mar 2020

Ir a contenido

Hay un periodo claro en el que el Reino Unido en general y Londres en particular se convierten en el centro del mundo: la larga era victoriana (1837-1901, los años de reinado de Victoria, también emperatriz de la India desde 1877 hasta su muerte). Época infame y gloriosa a partes iguales, tuvo la suerte de que su lado infame fue transformado en glorioso por una cultura, mayormente literatura y prensa, a menudo en comandita, más poderosa que su Armada (los HMS, iniciales de 'His/ Her Majesty Ship') y su marina mercante (esos 'clippers' imbatibles) juntas.

El Imperio británico que nos gusta (leer noticia)